Frutas, hortalizas y pescado, con las mayores alzas de precios

Los precios de los alimentos en México, incluyendo bebidas y tabaco, aumentaron 0.57 por ciento durante el tercer trimestre del año, manteniéndose por debajo del crecimiento de la inflación en ese mismo periodo, que alcanzó el 0.63 por ciento, informó la Representación de la FAO en México.

De acuerdo con el tercer Boletín Trimestral de Precios Nacionales e Internacionales de los Alimentos que publica hoy el organismo, los grupos de alimentos cuyos precios presentaron un mayor crecimiento durante este trimestre fueron las frutas y hortalizas con 4.01 por ciento, y los pescados y mariscos, con 3.69 por ciento.

El alza en frutas y hortalizas en el tercer trimestre del año fue mixta, ya que durante el mes de julio los precios disminuyeron 1.98 por ciento, mientras que en agosto y septiembre aumentaron 4.45 y 1.57 por ciento, respectivamente, refiere la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Señala que el alza en el precio de las frutas y verduras fue compensado por la disminución en el costo de la carne de ave, ya que después de varios meses de incrementos, el mercado de productos avícolas ha empezado a estabilizarse, principalmente por la recuperación en los niveles de producción nacional e importaciones.

El reporte del organismo internacional indica que del primer trimestre del año 2005 al tercer trimestre del año 2013, la tasa media anual de crecimiento de las canastas alimentarias en el país fue de 1.54 por ciento la urbana, y 1.49 la rural, mientras que el ingreso laboral registró un crecimiento de 0.30 por ciento en el mismo periodo.

Durante el mes de septiembre de este año, el costo de la canasta alimentaria rural en el país fue de 840.08 pesos, mientras que el de la canasta alimentaria urbana fue de mil 186.68 pesos.

En relación a los alimentos consumidos por los mexicanos, durante el año 2012, cada hogar en México gastó en promedio 26 mil 956 pesos en alimentos.

De este total, el 22.5 por ciento se destinó a la compra de carnes, 19.1 a la compra de cereales, 11.4 en leche, 11.07 en verduras y 9.7 por ciento en bebidas, mientras que el resto se distribuye en frutas, huevo, aceites, tubérculos y otros.

Los refrescos de cola y de sabores representan el 5 por ciento del gasto total en alimentos y el 52.5 del gasto en bebidas de cada hogar.

Durante el año 2012, cada hogar gastó en promedio mil 372 pesos en refrescos de cola y de sabores, monto superior a lo que se destinó a frutas, huevo o pescado.