Discusión de reforma hacendaria no debe contaminar la energética

El ex secretario de Energía, Jordy Herrera Flores, afirmó que la discusión de la reforma hacendaria no debe contaminar la del tema energético y el debate debe darse por separado, pues es urgente modificar el marco legal para potencializar el sector de hidrocarburos del país.

Herrera Flores fue entrevistado al término de su participación en las audiencias públicas para analizar la reforma energética organizada por la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados.

Insistió en que desde la óptica de Acción Nacional son necesarios cambios constitucionales para potenciar el desarrollo del sector energético y dejar de ver a Pemex como la caja recaudadora del Estado.

La propuesta de reforma energética que el Partido Acción Nacional (PAN) presentó el pasado 31 de julio modifica los Artículos 25, 27 y 28 de la Constitución y plantea la apertura total del sector energético a la inversión privada, sin eliminar la rectoría del Estado sobre los hidrocarburos, recordó.

Apuntó que entre las modificaciones figura la inclusión en el Artículo 27 constitucional de concesiones que podrá otorgar el Estado, relativas a la exploración y explotación del petróleo y demás hidrocarburos.

Además de que plantea la ceración de un Fondo Mexicano del Petróleo, el cual se encargaría de la administración de la renta petrolera y conseguir su máximo beneficio, dijo.

Consideró que existen coincidencias entre PRI, PAN y PRD, para modernizar el sector energético aunque difieren en la forma e instrumentos para lograrlo.

"Ojalá que los legisladores puedan tomar lo mejor de cada una de las distintas propuestas de reforma energética y darle a México la oportunidad de florecer en el sector de hidrocarburos", añadió.

El panista expresó que la reforma energética debe modificar la Constitución y permitirle a Petróleos Mexicanos actuar como cualquier empresa para potenciar su desarrollo y con ello al país.

Por separado la secretaria de la Comisión de Energía, Claudia Bojórquez Javier, aseguró que con el cambio de visión política y con la llegada de una depredadora estrategia económica y la inclusión de personajes y actores carentes de conocimientos técnicos en el sector energético, nuestra industria petrolera ha caído en una gran debacle.

Estableció, "la industria petrolera en México pasa por un momento crucial, de definiciones, pero no por eso los mexicanos tenemos que precipitarnos en decisiones que vulneran la seguridad energética y la propia seguridad económica del país".

Durante su intervención, recordó, "la reforma energética presentada en 2008 por el presidente Felipe Calderón, donde se dieron los contratos integrales para explorar en Chicontepec y campos maduros, ha costado demasiado dinero y los resultados han sido de sacrificio para Pemex y jugosas ganancias para los contratistas trasnacionales y algunos nacionales".

"En ese entonces la administración calderonista era un gran promotor de esa reforma, prometía el oro y el moro. Y se llegó al absurdo de promocionar que teníamos un tesorito en el fondo del mar y había que ir por él. Igual que lo hace hoy".

Hoy nos muestran ejemplos de Noruega, Brasil, Arabia y otros países, para aumentar el contratismo y compartir la renta petrolera con los grandes intereses trasnacionales donde varios ex funcionarios y panistas actúan como empleados de ellos, transfiriendo datos estratégicos e incurriendo en un conflicto de intereses.

El perredista Luis Espinosa Cházaro, cuestionó a Jordy Herrera Flores acerca de cuál sería el fundamento económico y financiero para la necesaria participación de la inversión privada.

"Se habló aquí de requerimientos de entre 10 y 15 mil millones de dólares, con un cambio de régimen fiscal ¿podríamos obtenerlos? Hemos hablado mucho de la necesidad de recursos, pero en los últimos 12 años en los que el PAN fue gobierno, encontramos que hay mayores recursos y menor extracción".

"Ahí están los números, no lo decimos nosotros, lo muestran las realidades. A partir de ello, ¿cuál es entonces la garantía de que vengan inversiones privadas a Pemex y que éstas se traduzcan en recursos", sostuvo.

Al hablar de Pemex como empresa pública, el legislador del PRD expuso de cómo piensan mantener la rectoría del Estado en un régimen de concesiones, cuando sabemos que las trasnacionales al tener una concesión y un contrato de riesgo de utilidad compartida, entran con toda la potencia de economías prácticamente de Estado.

El representante de Acción Nacional, Juan Bueno Torio, señaló que la propuesta de su partido busca acabar con los monopolios del Estado en la gestión de la energía para el país, porque se considera que el esquema ya se agotó.

"Ya hemos visto cómo en el tiempo y hoy estamos dependiendo cada vez más del exterior para tener gas en el país, prácticamente el 40 por ciento del gas que consumimos es importado, el 50 por ciento de las gasolinas viene del extranjero y el 65 por ciento de los petroquímicos que consumimos en el país también son importados", señaló.

Por lo tanto, "no podemos seguir poniéndonos un velo ante los ojos para continuar pensando que solamente con los operadores del Estado el país puede salir adelante y resolver su gestión energética", puntualizó.