Reformas estructurales, con aspectos positivos para sector primario

Las reformas estructurales que impulsa el presidente Enrique Peña Nieto contienen aspectos positivos para quienes se dedican a producir alimentos y servicios en las zonas rurales, y con ello disminuir la pobreza, generar empleos y aumentar la aportación del rubro al Producto Interno Bruto, señaló el legislador Abraham Montes Alvarado.

El secretario de la Comisión de Agricultura y Sistemas de Riego mencionó que la reforma energética generará empleos y disminuirá los precios del diesel, la energía eléctrica y los fertilizantes, aparte de que rediseñará la banca de desarrollo y la futura Financiera Nacional de Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquero.

"Ya es justo que el crédito llegue a los campesinos y que el organismo antes mencionado tenga, entre sus prioridades, atender la parte productiva que realizan las mujeres del agro mexicano", señaló.

En cuanto a la reforma hacendaria, opinó que con base en su contenido se fortalecerán los ingresos públicos, y en lo referente al agro nacional se exentará del pago de impuestos a los productores.

Por lo anterior, dijo, se verá beneficiado 90 por ciento de comuneros, ejidatarios y propietarios minifundistas, con menos de 20 hectáreas, que representan el grueso de la población del campo mexicano.

En suma, expuso, las reformas estructurales propuestas por el Ejecutivo federal son indispensables para México "porque beneficiarán a quienes más lo necesitan, a los de menores recursos, por eso fueron elaboradas con un sentido social".

Al destacar los beneficios de las reformas hacendaria, energética y financiera para los productores del campo, el diputado del Revolucionario Institucional consideró que propuestas, con carácter de perfectibles, han sido objeto de diálogo y acuerdos entre el Ejecutivo, Legislativo y el sector campesino.

Para ello, abundó, se realizó un trabajo exhaustivo, a fin de enriquecerlas y garantizar que los trabajadores del agro, sobre todo los pequeños productores, obtengan un mejor nivel de vida.

En el marco de las reuniones donde se analizaron las Iniciativas del jefe del Ejecutivo federal, dijo que se asumió el reto de mantener el régimen simplificado, las facilidades de contribución para las personas físicas y morales y conservar el beneficio para las empresas de pequeños productores con 20 socios y tope de 200 salarios mínimos.

Además, puntualizó, preservar el subsidio del diesel e incorporar en forma paulatina a los productores agropecuarios al régimen general del Impuesto Sobre la Renta (ISR).