Urge ordenar territorio para evitar desastres naturales: Sedatu

Ordenar el territorio nacional implica reconocer vocaciones productivas de cada región y desarrollarlas, así como conservar las áreas de valor ambiental y determinar cómo se construyen viviendas y dónde y cuáles son los límites de una ciudad, con el objetivo de evitar desastres naturales.

Así lo aseguró el titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Jorge Carlos Ramírez Marín, durante su mensaje en la inauguración del "Foro Temático Nacional: Ordenamiento Territorial y Desarrollo Metropolitano", donde explicó que 21 ciudades en el país han crecido más de 20 veces en tan sólo los últimos 15 años.

"Este crecimiento expansivo de estas 21 ciudades ha traído consigo un fenómeno que hoy estamos apreciando en toda su magnitud en el estado de Guerrero; crecer de esa manera implica necesariamente pasar por alto las áreas que son de alto riesgo y pasar por alto las áreas que son indispensables para el equilibrio ambiental", aseveró.

El funcionario federal, mencionó que establecer límites evita desastres naturales, pero también propicia que tierras que han de aprovecharse por su utilidad para producir alimentos, efectivamente se usen en ello y no simplemente se conviertan en una plancha de cemento.

Explicó que en el país las personas de menores ingresos cada vez emplean más tiempo para llegar a sus empleos, a pesar de que existen 85 mil hectáreas intraurbanas baldías en ciudades con población superior a los 50 mil habitantes.

Esta cifra, dijo, es una muestra de lo que deberíamos hacer en materia de regulación para la construcción de vivienda, pero sobre todo la obligación de generar una política de creación de reservas que vaya a cuenta del Estado en primer lugar.

Según investigaciones, dijo, en nuestro país, sólo el 36 por ciento de los municipios urbanos de México cuenta con un instituto municipal del planeación y sólo el 10 por ciento de los municipios del país cuenta con un atlas de riesgo.

Aseguró que el ordenamiento territorial es fundamental para corregir esta situación, en la que de acuerdo a investigaciones alrededor del 60 por ciento del suelo urbanizado es de origen irregular.

Reiteró que 21 ciudades han crecido más de 20 veces en tan sólo los últimos 15 años, lo que implica que en ellas se concentra más del 50 por ciento de la población del país, mientras que alrededor de las zonas metropolitanas, la dispersión aumenta, al igual que la falta de oportunidades y la disminución en la calidad de los servicios.