Hasta seis años de prisión para revendedores, propone PVEM

La bancada del Partido Ecologista en la Asamblea Legislativa presentó una iniciativa de reforma para sancionar, con penas de seis mes a tres años de prisión, a quienes se dediquen a la reventa de boletos para espectáculos de todo tipo.

En entrevista, el diputado local Alberto Cinta, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), consideró que dicha actividad deja ganancias ilícitas anuales de 300 millones de pesos en el Distrito Federal.

Detalló que las mismas sanciones se aplicarán a quienes compren boletos de espectáculos públicos en reventa con precios superiores a los de las taquillas, y que se incrementarán en una mitad cuando se trate de servidores públicos.

Cinta Martínez aseguró que con esta propuesta, que también prevé de 200 a 500 días de multa, se pretende que la reventa de boletos deje de ser una falta administrativa y sea considerada un delito, pues la sanción actual es de un arresto que va de las 25 a 36 horas.

Destacó que con la iniciativa se pretende impedir que los habitantes del Distrito Federal, el público asistente del interior de la República o incluso de otros países, sea objeto de abusos por personas que se dedican a revender boletos.

"Se pretende acabar con las redes criminales que obtienen ganancias superiores a los 20 millones de pesos en un sólo concierto y venden boletos para eventos deportivos hasta en 10 mil pesos, medrando con el interés de los capitalinos de asistir a cualquier tipo de espectáculo público", subrayó.

El legislador afirmó que en espectáculos de gran interés, "los boletos se agotan el mismo día que se ponen a la venta en las taquillas o sistemas autorizados, pues quienes se dedican a la reventa los adquieren a precios de taquilla" y "obtienen ganancias equivalentes a varias veces el precio original del boleto".

Informó que también se plantea prohibir la venta de boletos en la vía pública y alterar el precio en el que se ofrezcan en la taquilla, además de que los responsables de los eventos tendrán la obligación de notificar de inmediato a las autoridades de la delegación cuando se presenten las conductas señaladas.

El proyecto de reformas a diversas disposiciones del Código Penal y de la ley de Cultura Cívica del Distrito Federal fue turnado a diversas comisiones de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, para su análisis y dictaminación.