Aspira Perú a destruir plantaciones de coca en 22 mil hectáreas

La estrategia nacional de lucha contra las drogas prevé destruir plantaciones de coca en 22 mil hectáreas en el presente año, casi un tercio de la producción nacional, informó hoy la jefa peruana antidrogas Carmen Masías.

La titular de la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida) explicó que la meta inicial era de 18 mil hectáreas pero el gobierno la amplió a 22 mil luego que a la fecha ha logrado destruir plantíos en 20 mil 300 hectáreas.

De esa forma se corta, desde la raíz, la producción de pasta básica y clorhidrato de cocaína, precisó la funcionaria a la gubernamental agencia Andina.

Lo que se va realizando es un paso significativo en la lucha contra el narcotráfico, indicó Masías al señalar que se desarrollan cultivos alternativos para que los campesinos tengan otras fuentes de ingreso, distintas a las de la narcoactividad.

Perú redujo en 3.4 por ciento los cultivos de coca en 2012, por primera vez después de siete años de crecimiento continuos de esas plantaciones, llegando a las 60 mil 400 hectáreas, indicó un informe de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito.

En la actualidad 90 mil familias son parte de los programas de cultivos alternativos que promueve Devida, precisó la funcionaria quien destacó que 41 comunidades del valle del Monzón han firmado un compromiso para no volver a sembrar coca.

La meta es lograr el respaldo de 100 comunidades, pero se proyectó el apoyo de unas 50 para este año, por lo que dijo que se está muy cerca de alcanzar la meta prevista.

Perú pondrá en marcha una política de control de fronteras mucho más fuerte, orientada a combatir el tráfico ilícito de drogas en la región, anunció Masías.

Indicó que actualmente se trabaja de manera coordinada con Brasil y Colombia en este aspecto y añadió que hace poco se efectuaron operaciones conjuntas no letales con autoridades brasileñas en la zona de frontera, con buenos resultados.