Pide al-Assad cesar apoyo a "terroristas" para detener guerra

El presidente de Siria, Bashar al-Assad, afirmó hoy que el éxito de cualquier solución política a la guerra en su país está ligada a detener el apoyo a los grupos terroristas y reiteró su rechazo a "cualquier interferencia extranjera".

Exhortó a los países que apoyan a la oposición siria a poner fin a su apoyo a los terroristas y mercenarios, al recibir en Damaco al enviado especial de las Naciones Unidas y la Liga Árabe, Lakhdar Brahimi.

Brahimi se reunió este miércoles con el mandatario sirio, como parte de su última etapa de su gira regional para obtener apoyo a la Conferencia de Ginebra-2, una iniciativa de Rusia y Estados Unidos para hallar una solución negociada al conflicto sirio.

"Para que cualquier solución política tenga éxito, es fundamental frenar el apoyo a los grupos terroristas y que los países que los patrocinan ya no les ofrezcan dinero, armas y ni apoyo logístico", dijo al-Assad citado por la televisión estatal siria Al-Ikhbariya.

"El pueblo sirio tiene derecho a dibujar el futuro de Siria. Cualquier solución debe ser aprobado sólo por ellos", agregó.

El régimen sirio acusa a Turquía, Arabia Saudita y Qatar, algunos de los países partidarios de la oposición Siria, de proporcionar apoyo financiero y logístico a los rebeldes.

La reunión de este miércoles entre Brahimi y al-Assad fue el primer contacto directo entre ambos desde diciembre pasado, cuando el emisario internacional enfureció a las autoridades sirias tras señalar que 40 años de gobierno de la familia al-Assad era "demasiado tiempo".

El canciller sirio, Walid al Muallem, aseguró la víspera a Brahimi que el régimen de al-Assad participará en la conferencia, prevista para noviembre próximo, bajo la condición de que sean los sirios quienes decidan sobre su futuro.

La Conferencia de Ginebra-2 se enfrenta a grandes obstáculos, entre ellos las divisiones dentro de la oposición, la rivalidad entre los grupos rebeldes y la renuencia del presidente al-Assad a renunciar al poder.

Durante la primera Conferencia de Ginebra, celebrada en 2012, los cinco países del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y varias naciones de Medio Oriente acordaron una hoja de ruta para un proceso de transición en Siria.

El plan establecía la formación de un gobierno de transición sirio formado por representantes del régimen y de la oposición, sin embargo no se puso en práctica y la guerra civil se ha cobrado hasta ahora más de 115 mil muertos.