Votará Senado italiano posible expulsión de Berlusconi

La Junta para el Reglamento del Senado italiano se pronunció hoy a favor de votar abiertamente la posible expulsión de esa Cámara del ex primer ministro, Silvio Berlusconi, tras su condena definitiva por fraude fiscal.

Por siete votos a favor y seis en contra la Junta dio su visto bueno al voto "descubierto" al que se oponía el ex primer ministro, quien canceló un almuerzo con los cinco ministros de su Partido del Pueblo de la Libertad (PDL) que forman parte del gobierno de coalición de Enrico Letta.

Berlusconi quería el voto secreto porque, según analistas, ello le habría permitido maniobrar bajo el agua y, eventualmente, impedir su expulsión del Senado.

La decisión en la Junta para el Reglamento se pospuso el martes, debido a la oposición del PDL, pero este miércoles la senadora Linda Lanzillotta, de la centrista lista Elección Cívica, se pronunció a favor del voto "descubierto", con lo que esa opción alcanzó la mayoría.

"No se tratará de un voto sobre la persona de Berlusconi, sino sobre su estatus de parlamentario", declaró Lanzillotta.

La votación en el pleno del Senado sobre la expulsión de Berlusconi no ha sido, sin embargo, aun calendarizada y no se descartan maniobras del PDL para evitarla.

La expulsión de Il Cavaliere se hace necesaria en cumplimiento de la llamada Ley Severino, aprobada en 2012 (incluso con los votos del PDL), que prevé echar del Parlamento a los sentenciados en vía definitiva a más de dos años de reclusión.

El pasado 1 de agosto el ex primer ministro fue condenado en vía definitiva por fraude fiscal a cuatro años de cárcel, que quedarán reducidos a uno por efecto de la ley del indulto y de la edad del imputado (77 años), que ha pedido cumplir la pena realizando servicio social.

El primer ministro, Enrico Letta, había pedido mantener separada la decisión sobre la expulsión de Berlusconi de las cuestiones del gobierno.

Pero el líder del PDL en el Senado, Renato Schifani, amenazó con "consecuencias" en el Ejecutivo de coalición, debido a que los parlamentarios del centroizquierdista Partido Democrático de Letta se pronunciaron a favor del voto "descubierto".