Debe el docente tener nuevo rol como "líder afectivo": Vicky Colbert

La ganadora del premio WISE 2013, Vicky Colbert, consideró que gran el problema de América Latina es que "metemos tanta ideología a las cosas más sencillas y elementales", además de que la formación docente es altamente teórica cuando el nuevo rol de éste tendría que ser el de un "líder afectivo".

Entrevistada luego de recibir el premio de la Cumbre de Innovación Mundial en Educación 2013 (WISE, por sus siglas en inglés), destacó las ventajas del módelo pedagógico Escuela Nueva, del que dijo no es sólo para planteles rurales sino también para urbanos.

"Esto no es sólo de segunda para segunda, es que así aprenden en los colegios de élite, en las instituciones de élite, estas metodologías lo que hicimos fue volverlas muy sencillas para que en Oaxaca o en Guerrero pudiera transformar su aula", aunque aclaró que para ello es fundamental una buena relación entre los maestros y los padres de familia.

El 6 de septiembre de 2012 la Fundación Escuela Nueva, la Secretaría de Educación de Puebla, Fundación Azteca y el Centro de Estudios Educativos de México iniciaron el proyecto "Mejorando la calidad de la educación básica de Puebla".

Dicha alianza permtirá la integración del modelo de Escuela Nueva dentro del sistema educativo para generar avances en la calidad de la educación básica de ese estado, con cambios implementados en 20 planteles multigrado. Al respecto, dijo, "ya comenzamos a ver algunos resultados".

Con dicho modelo se pasa "de una transmisión de información a una construcción de conocimiento en pequeño grupo, un nuevo rol del docente para el siglo XXI, (y) los niños aprenden a través del diálogo y la interacción, construyendo conocimiento".

De esa manera, afirmó Cobert, se van cultivando las destrezas de la ciudadanía, de la democracia y de la convivencia pacífica.

Recordó que, después de Cuba, Colombia fue el único país cuando se hizo un estudio en la Unesco hace 11 o 12 años donde las escuelas rurales ganaron a las urbanas en logro académico, excepto a las megaciudades, lo cual fue muy importante. Además "es una solución que ha tenido todas las evaluaciones que ustedes quieran".

Mediante la fundación, apuntó, se han visto resultados en lo rural, en lo urbano, en población migrante y desplazada, en secundaria, "entonces es una solución que ha tenido todas las evaluaciones, pero hay que trabajar con los aliados adecuados para que las cosas funcionen".

Anotó que se han elaborado "guías dialogantes" y han sido llevadas a población migrante o en emergencia donde los niños pueden trabajar con ellas y lo que aprenden lo aplican con su familia y su comunidad.

Detalló que la evaluación se realiza durante todo el proceso, lo cual permite que el docente tenga un nuevo rol y más tiempo para trabajar con los que avanzan lentamente y para retroalimentar el mismo proceso. "Todo el mundo hace las evaluaciones al final, ya para qué".

Así el maestro tiene más tiempo para "su verdadero rol". "Pasa de ser un transmisor de información a un orientador, alguien que facilita, que motiva, que orienta, que son los verdaderos roles de liderazgo que deben tener los docentes". Es decir, subrayó Colbert, "una persona que quiere, que tiene tiempo para dar afectividad".

Lo que se hace es cambiar el rol del maestro a algo que debe ser más "eurocente, que es alguien que quiere a los niños, que estimula, es un líder afectivo, con empatía, que tenga más tiempo para esas dimensiones afectivas".

Reconoció que Escuela Nueva enfrentó resistencias cuando arrancó en "escuelitas unidocentes", pero luego cuando el maestro comienza a trabajar con este modelo y esta metodología se va "enamorando".

Ellos fueron los actores del cambio, pues no se hace en el ministerio sino que lo hacen los docentes; "se empoderan ellos de tal manera que esto para ellos es una ayuda y una necesidad muy grande".

"Y es lo que estamos viendo ahorita en Puebla. En Puebla se llevó a unos docentes a Colombia. (Fue) entre docentes. Yo llevaba unos maestros a Puebla. Y se está iniciando un proyecto muy bonito donde los docentes mismos son los que lideran el cambio".

Colbert agregó que también se implementó un proyecto piloto en Chiapas que no pudo avanzar pues "no lo pudimos seguir financiando nosotros solos. Entonces yo dije: no, aquí en México hay que buscar otros socios que me ayuden".

"Pero con lo poquito que hicimos en menos de seis meses fue increíble el cambio que se vio en las escuelas", ante lo cual confió en revisar cómo puede revivir el proyecto. "Cómo no vamos a conseguir los recursos de tantos empresarios ricos que hay en México", planteó.