Consideran que Ley de Medios es triunfo de gobierno kirchnerista

La Corte Suprema de Justicia de Argentina le otorgó al gobierno un triunfo político histórico y trascendental al declarar la constitucionalidad de la Ley de Medios que tanto impugnó el Grupo Clarín, afirmó hoy la prensa local.

El diario Clarín, parte del multimedios principalmente afectado por la Ley, advirtió en su portada que "La Corte falló a favor del gobierno" en una decisión dividida en la que el argumento central fue que la legislación es facultad del Congreso.

Recordó que el Grupo Clarín había objetado cuatro artículos específicos de la Ley, pero ahora queda sin efecto la medida cautelar (una especie de amparo) que impedía al Estado aplicar la nueva normativa.

El diario La Nación, en tanto, consideró que fue "una decisión judicial clave" y "el fallo más esperado por el kirchnerismo", porque tenía profundas implicancias políticas.

"Apenas 48 horas después de la peor derrota que haya vivido el kirchnerismo en las urnas, el máximo tribunal dictó una de las sentencias de más alto impacto en la historia argentina y le brindó al Gobierno un éxito político y judicial categórico", señaló.

El matutino, que con Clarín forma la dupla de periodismo opositor en Argentina, agregó que el falló sorprendió "por la dureza con la que rechaza todos los planteos del Grupo Clarín", pero "no es el punto final del largo conflicto entre el gobierno y el multimedios".

Por el contrario, el diario oficialista Página 12 reportó en un tono festivo que por fin, "cuatro años después la ley está completa", ya que en un fallo largamente esperado, la Corte avaló la ley de medios y rechazó los planteos presentados por el Grupo Clarín.

Explicó que el dictamen representa "una de las decisiones más trascendentes y esperadas de la historia judicial de los últimos 30 años" porque se reconoció la "esencia antimonopólica" de la nueva legislación.

Luego de este fallo, el Grupo Clarín deberá modificar por completo su estructura empresarial y vender cientos de licencias de radio y televisión para no superar una concentración del 35 por ciento de los medios, tope impuesto por la Ley aprobada en 2009.