Detiene China a cinco personas por incidente en Plaza Tiananmen

La policía china detuvo hoy a cinco sospechosos del incidente ocurrido el lunes en la Plaza Tiananmen de Pekín, cuando un auto embistió a una multitud y mató a cinco personas, informaron fuentes oficiales.

Según la agencia de noticias china Xinhua, el "incidente del lunes en Tiananmen fue un violento ataque terrorista", y confirmó que la policía detuvo a "cinco sospechosos" por lo ocurrido.

El lunes al mediodía un todoterreno que circulaba por la calle que cruza la emblemática plaza situada en el corazón de Pekín y símbolo del poder político del Partido Comunista, pero también de las manifestaciones prodemocráticas de 1989, embistió a la multitud de turistas y causó cinco muertos y 38 heridos.

Hasta ahora la policía había evitado utilizar la terminología de "ataque terrorista", y se había limitado a hablar de un incidente.

Aunque la información oficial de la policía no menciona la etnia de los detenidos, horas antes la prensa informó que las fuerzas y cuerpos de seguridad buscaban a ocho sospechosos de etnia uigur y originarios de la región musulmana de Xinjiang por su implicación en lo ocurrido.

Según los relatos de los turistas presentes en la plaza, el auto embistió a la multitud de turistas congregada a la entrada de la Ciudad Prohibida, la antigua sede del poder imperial, una zona vigilada por la policía y los militares, y después se incendió.

La provincia de Xinjiang, que ocupa un sexto del total del territorio chino, está habitado en su mayoría por uigures, una etnia china de confesión musulmana que ha mantenido enfrentamientos con los chinos Han durante los últimos años.

Los uigures protestan por lo que consideran una colonización china de su región y la represión ejercida por Pekín contra la población por practicar la fe musulmana y sus tradiciones.