Piden legisladores mayor cooperación entre Seúl y Pyongyang

Un grupo de legisladores surcoreanos se pronunció hoy por una mayor cooperación entre Seúl y Pyongyang para garantizar el crecimiento sostenible del complejo industrial de Kaesong.

Al término de la visita al parque industrial intercoreano en Kaesong, que recientemente reabrió sus puertas tras permanecer cerrado durante más de cinco meses, los legisladores indicaron que es una necesidad urgente de que los gobiernos de ambas Coreas trabajen juntos.

El Comité de Asuntos Exteriores y Unificación de la Asamblea Nacional anunció que 47 personas, que incluyen a 21 legisladores, el viceministro de Unificación, Kim Nam-sik, y periodistas, regresaron a Corea del Sur el miércoles por la tarde.

Este fue el primer viaje que realizan los legisladores bajo la administración de la presidenta Park Geun-hye. Los asambleistas visitaron Kaesong en tres ocasiones diferentes cuando estaba al frente del gobierno el entonces mandatario Lee Myung-bak.

El comité dijo que la visita se llevó a cabo en el marco de una auditoría parlamentaria en curso y también sostuvieron reuniones con empresarios surcoreanos que tienen fábricas en la zona industrial ubicada en Corea del Norte.

Ahn Hong-joon, presidente de la comisión parlamentaria, comentó que pese a la reapertura de Kaesong, muchas empresas tienen dificultades para obtener nuevos pedidos y son persistentes los problemas relacionados con los viajes y las comunicaciones.

El legislador del gobernante Partido Saenuri subrayó que para encontrar el desarrollo progresivo del parque industrial se debe reconocer que los acontecimientos políticos y militares entre ambas Coreas sí han influido en la marcha de Kaesong.

Woo Sang-ho, del opositor Partido Democrático, dijo que si las partes interesadas están de acuerdo en que sus relaciones deben ser más flexibles, Kaesong puede convertirse en una zona de negocios verdaderamente competitiva.

Instó a Seúl a levantar una prohibición general de la cooperación transfronteriza que ha estado en vigor desde que Corea del Sur acusó a Corea del Norte de hundir uno de sus buques de guerra en marzo de 2010.

Los legisladores, por su parte, inspeccionaron cuatro compañías que fabrican ropa, zapatos y accesorios para teléfonos móviles, y también visitaron las instalaciones de infraestructura social, como un centro de tratamiento de agua, una clínica médica y la estación de bomberos.

Fuentes parlamentarias dijeron que la visita podría sentar las bases para transformar Kaesong en un centro de producción internacional.

Después de arduas negociaciones entre ambas naciones, que técnicamente están en guerra, Kaesong fue reabierta el 16 de septiembre pasado, pero la producción se ha mantenido en el 80 por ciento de su capacidad.