Confirman comicios en Argentina declive de kirchnerismo: El País

Las elecciones legislativas celebradas este domingo en Argentina para renovar la mitad de la Cámara de Diputados y un tercio del Senado, confirmaron con claridad lo que ya adelantaron las primarias de agosto: el declive del kirchnerismo, destacó hoy el diario El País.

En su editorial de este miércoles, señaló que su partido, el Frente para la Victoria, fue derrotado en los cinco principales distritos electorales.

Esto, dijo, empezando por la decisiva provincia de Buenos Aires (37 por ciento del padrón electoral), donde otro peronista, Sergio Massa, del Frente Renovador, aventajó en 12 puntos al candidato designado por la propia Cristina Fernández de Kirchner.

Resaltó que con la presidenta aún convaleciente de una delicada cirugía, el gobierno argentino optó por convertir el revés en una victoria: son, insisten, el partido más votado en todo el país y conservan la mayoría en ambas Cámaras.

Puntualizó que con el gesto forzado soslayan que los comicios del domingo no solo entierran las aspiraciones a una tercera elección de Cristina Fernández, lo que exigiría una reforma constitucional para la que no tienen los escaños necesarios.

También, sostuvo, miden con precisión la pérdida de apoyo del modelo kirchnerista: 20 puntos en dos años, del 54 por ciento que obtuvo Fernández en las presidenciales de 2011, al 33 por ciento que ronda en estos comicios.

Anotó que este empeño por esquivar la realidad, como la costumbre de maquillar los indicadores económicos, impide ver que los argentinos le han pasado factura al Gabinete K, varios de cuyos miembros hacen gala de un estilo agresivo que no se compadece con los resultados de su gestión.

"Es inocultable el descontento de la población con la inflación, las medidas económicas arbitrarias y el aumento de la inseguridad, tanto como el hartazgo con la constante crispación política", aseveró.

Subrayó que mientras tanto, la salud de Cristina Fernández sigue siendo una incógnita. "Los elementos se conjugan para pronosticar el fin del capítulo que abrió hace 10 años Néstor Kirchner", concluyó.