Presentan "Zoología fantástica" en el Centro Cultural Bella Época

Con una nueva introducción de José Emilio Pacheco y textos de Carlos Monsiváis, autoridades de Artes de México y de la Galería Arvil presentaron esta noche el libro "Zoología fantástica" en la Galería Luis Cardoza y Aragón del Centro Cultural Bella Época, en esta capital.

El texto es producto de una exposición, conformada por una serie de acuarelas y dibujos del pintor mexicano Francisco Toledo que ilustran los seres creados por la imaginación del escritor argentino Jorge Luis Borges.

Armando Colina, uno de los fundadores de la Galería Arvil, espacio responsable de la obra de Toledo, comentó que se trata de un trabajo ejemplar en el que se reúne a dos grandes de la cultura latinoamericana: Francisco Toledo y Jorge Luis Borges.

"Se trata de un documento fantástico, ya que el maestro Toledo fue invitado por el Fondo de Cultura Económica (FCE) hace 30 años para ilustrar un libro que a su vez, festejaba los 50 años del FCE, y él escogió un texto de Borges, titulado 'Manual de zoología fantástica´ y es así como produce este conjunto de 46 obras en papel", explicó.

De acuerdo con los organizadores, estos seres fantásticos fueron recreados por el propio Toledo, tomando prestados como modelos seres inspirados en la tradición de su tierra natal: chapulines, iguanas, lagartos, tortugas, monos, entre otros animales.

La exposición se basa en la obra elaborada por el pintor oaxaqueño a partir de 1983, cuando entró en contacto con el "Manual de zoología fantástica", un libro sobre animales imaginarios escrito por Borges.

Para Colina, se trata de un documento importante y de gran valor, toda vez que reúne textos de dos grandes de la literatura mexicana: José Emilio Pacheco y Carlos Monsiváis, de este último, cuyo escrito elaboró hace tres décadas.

Por lo que hace al texto de Pacheco, el Premio Cervantes de Literatura hace gala de su lenguaje para ofrecer un documento dedicado a la memoria de Carlos Monsiváis titulado "La luz en el zoológico de las sombras" y en el que al final califica a Toledo y Borges como dos personajes "obsesivos".

En relación al texto de Monsiváis, el autor de obras como "Apocalipstick", explica y detalla cómo fue que se conformó esta obra.

Asimismo, afirma que "en el ´Manual de zoología fantástica', Borges, utilizando el método de asimilación y recreación de textos que tanto le interesó y divirtió, propone su 'reserva ecológica' de portentos".

"La galería de seres imaginarios que vagan por las regiones y las edades auspiciando ilusiones y terrores, y opacando a las mitologías domesticadas con formas prodigiosas y nombres que en sí mismos son hazañas del sonido creador: el kraken, la anfisbena, el bahamut, el mantícora, el Garuda, el boramete y el burak".

Señaló que "Manual de zoología fantástica" es una plena invención borgiana, resultado del instinto selectivo de un gran escudriñador de universos, del explorador del universo "que otros llaman la Biblioteca".

Durante la presentación, se clausuró la exposición que da nombre al texto presentado y se reveló que será llevada al Centro de las Artes de San Agustín en Oaxaca, donde se abrirá a partir de noviembre.