Mar de Cortés representa una gran responsabilidad de conservación

El Mar de cortés o Golfo de California es el único mar que pertenece a un sólo país, lo que significa una gran responsabilidad de hacerse cargo de este patrimonio natural, indicó la Coordinadora del programa de Especies Prioritarias del Mar de Cortés de la WWF, Georgina Saad Navarro.

En entrevista con Notimex, subrayó que el Mar de Cortés, es un sitio "muy productivo", y refirió las palabras del oceanógrafo francés, Jacques Cousteau, quien nombró a esta zona, "el acuario del mundo".

Esto debido precisamente por la diversidad y abundancia de especies que ahí se encuetran; y es que ahí habitan 80 por ciento de las especies de mamíferos marinos del país y 25 por ciento de las que hay en el planeta.

Saad Navarro señaló que el mayor problema es que la gente no conoce, y "cuando no conoces algo, no lo proteges"; por lo que resaltó la importancia de acercarse y adentrarse a este mar; porque una vez que lo vives lo haces tuyo.

Durante un recorrido a la Isla Espíritu Santo, organizado por la alianza WWF-Telcel, detalló que en el Mar de Cortés hay más de 900 islas e islotes de todos los tamaños, muchas de las cuales están deshabitadas, aunque se pueden encontrar pequeños campamentos pesqueros en algunas de ellas.

Por ello, aseveró la activista, buscamos que la gente experimente, pueda en todo caso, proteger, conservar y unirse a estas acciones de conservación.

La coordinadora del mencionado programa del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF por sus siglas en inglés) comentó que el Mar de Cortés mide más de mil 400 kilómetros, el cual es compartido por Baja California y Baja California Sur, Sonora, Sinaloa y Nayarit.

En cuestiones de conservación indicó que el programa de la citada organización en la zona se enfoca a 15 especies que están en algún riesgo, que están amenazadas o en peligro de extinción como lo son las ballenas, los tiburones y las tortugas.

En relación de las tortugas resaltó que se cuenta con el registro de que cinco de las especies que se conocen habitan la zona, siendo las variedades carey y laud las más amenazadas.

En cuestión de tiburones expresó que las especies más amenazadas en la región son el martillo, el blanco y el gran tiburón ballena, siendo el Mar de Cortés donde más avistamientos hay a nivel mundial.

Expuso que además, las ballenas jorobada y azul también se pueden observar en la región, al igual que la vaquita marina, una clase de cetáceo endémica del alto Golfo de California y que esta a punto de desaparecer.

Aseveró que ante este panorama es necesario impulsar mucho más el conocimiento, informar a la gente sobre actividades de conservación y sobre todo, dar a conocer que tipo de cosas se pueden hacer para preservar las especies que viven en este ecosistema.