México celebra suspensión de ley HB56 en Alabama

El gobierno de México reconoció el acuerdo alcanzado entre las autoridades de Alabama, Estados Unidos, y organizaciones en la sociedad civil en virtud del cual queda suspendida indefinidamente la aplicación de la ley HB56, que plantea criminalizar la inmigración de personas sin documentos.

A nombre del gobierno mexicano, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) hizo público ese reconocimiento mediante un comunicado en el que señala que entre otros aspectos que quedaron sin efecto está la autorización para que la policía local exigiera documentos migratorios a cualquier persona.

También queda suspendida la prohibición de que los migrantes sean contratados o incluso solicitaran trabajo en la vía pública y la penalización para ciudadanos estadounidenses que alojaran a migrantes sin documentos.

La ley fue promulgada en junio de 2011 y fue parcialmente suspendida por cortes federales en agosto de ese mismo año, pero un grupo de organizaciones sociales y el propio gobierno de la Unión Americana presentaron una demanda contra esa legislación.

El gobierno de México se sumó en calidad de "amigo de la corte" en una demanda que presentaron los gobiernos de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Paraguay, República Dominicana y Uruguay.

Además, como medida complementaria, México reforzó la protección consular a los connacionales que habitan en Alabama para garantizar en todo momento el respeto a sus derechos humanos y el acceso a la protección consular a la que tienen derecho.

La cancillería informó que a través de la embajada de México en Estados Unidos y del consulado de México en Atlanta, se dará seguimiento a la aplicación del acuerdo, siempre bajo el compromiso de extender la mayor protección consular a los mexicanos con independencia de su estatus migratorio.