Recibirá Paulina Lavista la Medalla al Mérito Fotográfico

Por su destacada entrega y pasión a la fotografía, Paulina Lavista recibirá el próximo 7 de noviembre la Medalla al Mérito Fotográfico, que otorga el Sistema Nacional de Fototecas (Sinafo), del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

El galardón se entregará en el marco del 14 Encuentro Nacional de Fototecas, que se llevará a cabo del 7 al 9 de noviembre en Pachuca, Hidalgo. Asimismo, se premiará a la Fototeca "Nacho López", de la Comisión Nacional de los Pueblos Indígenas (CDI), y al fotógrafo Rubén Pax.

Tras considerar como un halago el reconocimiento que se le entregará, Lavista comentó que nunca va a dejar a la fotografía, "por eso volví a renovar mi cuarto oscuro, pienso morirme con las botas puestas, haciendo mis fotos".

De acuerdo con declaraciones difundidas por el INAH, Lavista declaró que lo que intenta es expresar lo que encuentra, desde la luz celestial que la motiva hasta un viejito bajando la escalera; "he querido capturar al ser humano en su contexto y eso no puede variar, porque el ser humano es igual", anotó.

Recordó que su vocación por la imagen comenzó desde temprana edad, ante la crisis que enfrentó su padre como compositor de música para cine. Su primer trabajo, cuyo sueldo lo invirtió en su primera cámara fotográfica, fue en el estudio de Antonio Reynoso y Rafael Corkidi, quienes la acercaron a las técnicas fotográficas.

Al mismo tiempo estudió en el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos, "donde tuve maestros muy buenos, y por mi carácter y mi minifalda me empecé a familiarizar", comentó.

Otra actividad que desempeñó fue la de gerente de la película y de los cortometrajes de las Olimpiadas; ella tenía mucha responsabilidad, pues estaba a cargo de 35 camarógrafos británicos y 35 mexicanos.

Producto de su labor en el ámbito cinematográfico, hizo una comparación entre ésta arte y la fotografía, y concluyó que las películas son efímeras, puestas en escena, mientras que la fotografía es la realidad pura.

Además, Lavista, quien cumplirá el viernes 71 años de vida, manifestó que de la fotografía le gusta todo, menos la publicidad, por lo que su principio fue nunca crear imágenes de ese tipo.

Por otro lado, expresó que de alguna manera su esposo, el escritor Salvador Elizondo, y ella abrieron los lugares de exhibición de fotografía, pues éstos prácticamente no existían en la década de los 60.

A pesar de la falta de galerías, Paulina Lavista se convirtió en la primera artista joven en exponer en el Palacio de Bellas Artes y fue invitada a formar parte del Salón de la Plástica Mexicana (SPM).

La fotógrafa ha abarcado varios campos de la fotografía y retratado a importantes personajes de la vida cultural, entre ellos Jorge Luis Borges (1899-1986), Octavio Paz (1914-1998), Jorge Ibargüengoitia (1928-1983), Ofelia Medina (1950), Juan José Gurrola (1935-2007), Manuel Álvarez Bravo (1902-2002), Francisco Toledo (1940) y Rufino Tamayo (1899-1991).