Registran en Líbano a la primera bebé sin afiliación religiosa

Ghadi Darwiche, nacida el 30 de septiembre pasado, es oficialmente la primera bebé sin afiliación religiosa en Líbano, un país donde los registros de nacimiento llevan ese dato.

Esta supresión la lograron sus padres, Khouloud Sukkarieh y Nidal Darwish, también pioneros en contraer un matrimonio civil en Líbano en noviembre de 2012, aunque la unión fue reconocida hasta abril pasado por el Ministerio del Interior, propiciando una jurisprudencia.

Se trata de un hecho histórico en un país donde cohabitan 18 confesiones y sólo se permitían matrimonios religiosos y se reconocían enlaces civiles contraídos fuera de las fronteras, de acuerdo con reportes del diario libanés L'Orient Le Jour.

La pareja recurrió a un artículo de una ley que data del mandato francés en el país que estableció que los libaneses que no pertenecen a ninguna religión se pueden casar por vía civil, y eliminaron de su registro que son musulmanes, ella sunita y él chiita.

Una primera batalla gracias a la cual la pareja redujo visiblemente algunas barreras en ese país donde la confesión religiosa rige todo, desde las cuotas de representación en los cargos políticos hasta las reglas sobre el estatus personal.

"Registrar nuestro matrimonio civil fue un proceso largo y lleno de dificultades, pero el registro de nuestra hija fue fácil", sostuvo la madre de Ghadi, Nidal Darwish, en entrevista con L'Orient Le Jour.

El padre, Khouloud Sukkarieh, afirmó que "los funcionarios ahora saben que todo es legal" y que esta vez "no nos enfrentamos a las críticas de los funcionarios o de los miembros de nuestras familias".

Ambos libaneses están convencidos de que sus esfuerzos simplificarán la vida de Ghadi, "no tendrá ningún problema en sus trámites futuros, todo se hará en el marco de la ley, estará libre de todos las restricciones religiosas", dijeron.