Impuesto a refrescos y "chatarra" es un gravamen a alimentos: IP

El gravamen a los refrescos y a la comida llamada "chatarra" no es otra cosa que un impuesto a los alimentos, "por la puerta trasera", lo que va en perjuicio de la industria y del consumidor, advirtió el presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Francisco J. Funtanet.

En conferencia de prensa, luego de signar un acuerdo con el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda) para promover prácticas ambientales en la industria, señaló que el argumento de combatir la obesidad mediante esta medida está fuera de contexto.

El dirigente de los industriales del país insistió en que el problema del sobrepreso y la obesidad debe ser atendido de manera integral, desde el punto de vista educativo, eje para solucionar muchas situaciones. "No tiene nada de malo comerse un chocolate, lo malo es excederse", argumentó.

Refirió que en la realidad ven un impuesto a alimentos, cuando en los discursos se prometió que no se aplicaría el Impuesto al Valor Agregado (IVA) a alimentos, un gravamen que además de afectar al consumidor también daña a la industria.

Respecto al impuesto que se prevé aplicar a la industria minera, aseveró que la Concamin busca se reconozca fiscalmente las inversiones que hacen esas empresas para mejoras de las comunidades.

Funtanet Mange declaró que siempre que llega una industria minera invierte en beneficio de la población, de ahí que se busque que esta derrama económica se reconozca fiscalmente.

En ese sentido, manifestó su confianza en que aún haya apertura por parte de los legisladores para que escuchen las peticiones y propuestas del sector industrial, y dijo que será hasta que se haya aprobado la reforma hacendaria cuando se determine si habrá alguna medida al respecto.

Al respecto, el dirigente empresarial no descartó que diversos sectores de la industria recurran al Poder Judicial para protegerse de medidas que los pudieran afectar, aunque "primero se tiene que ver en qué términos queda aprobada" la reforma.