Investiga China pista terrorista en incidente en Plaza Tiananmen

La policía china sigue la pista terrorista de origen separatista musulmán en el incidente de la víspera en la Plaza Tiananmen, cuando un vehículo embistió a turistas y se incendió en Pekín con un saldo de cinco muertos y 38 heridos.

El diario Global Times, controlado por el Partido Comunista de China, dijo hoy que la policía ha enviado a los hoteles de Pekín una directiva para que el personal reporte la presencia de "huéspedes y vehículos sospechosos".

Según el diario, las fuerzas de seguridad china siguen la pista de un posible atentado terrorista cometido por separatistas musulmanes de la provincia de Xinjiang.

Ningún oficial ha evocado por el momento la posibilidad de que el incidente ocurrido ayer se trate de un atentado, pero las investigaciones apuntan a que no se trató de un simple accidente vehicular.

Los incidentes se registraron sobre el mediodía de ayer lunes (04:00 GMT) en la calle que cruza la emblemática plaza situada en el corazón de Pekín y símbolo del poder político del Partido Comunista, pero también de las manifestaciones prodemocráticas de 1989.

Según los relatos de los turistas presentes en la plaza, el auto embistió a la multitud de turistas congregada a la entrada de la Ciudad Prohibida, la antigua sede del poder imperial, una zona muy vigilada por la policía y los militares.

Este tipo de incidentes son poco comunes en esta zona de Pekín, en especial porque la plaza está llena de cámaras de seguridad y policías vestidos de civil que impiden cualquier manifestación o consigna política.

La provincia de Xinjiang, que ocupa aproximadamente un sexto del total del territorio chino, está habitado en su mayoría por uigures, una etnia china de confesión musulmana que ha mantenido enfrentamientos con los chinos Han durante los últimos años.

Los uigures protestan por lo que consideran una colonización china de su región y la represión ejercida por Pekín contra la población por practicar la fe musulmana y sus tradiciones.