Piden que Asamblea tenga facultades para elaborar constitución del DF

Diputados locales del Partido de la Revolución Democrática (PRD) solicitarán al Congreso de la Unión que apruebe que la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) se erija en Constituyente Permanente, para que tenga la facultad de elaborar la constitución del Distrito Federal.

En rueda de prensa, los legisladores Daniel Ordóñez Hernández, Efraín Morales López y Esthela Damián Peralta consideraron que "es tiempo de que se reconozca la mayoría de edad de la ciudad de México, de sus órganos de gobierno, sus habitantes, y se nos permita ejercer el derecho a tener y crear nuestra propia Constitución".

Indicaron que es necesario fortalecer a las autoridades capitalinas para lograr su autonomía plena mediante una reforma constitucional que dote a la capital del país de las atribuciones y facultades que tienen los demás estados, es decir, tener su propia Constitución.

"Nuestra ciudad se caracteriza por ser vanguardista en la implementación de leyes y programas, que incluso son adoptados en las demás entidades y hasta en la Federación, es muestra clara del trato responsable que la autonomía de la capital tendrá al realizar su propia constitución", subrayaron.

Por ello, plantearon que la actual Legislatura de la ALDF se convierta en poder constituyente, en concordancia con las facultades concedidas a los congresos locales, pues las reformas que están a consideración en el Congreso de la Unión responden al objetivo común de perfeccionar la gobernabilidad democrática de la ciudad de México.

Los legisladores perredistas reconocieron que existen varias opciones para elaborar la constitución capitalina, como convocar a elección extraordinaria para elegir Congreso ex profeso; que se encargue del proceso Legislativo, o que la ALDF se erija en Constituyente y Constituyente Permanente.

Sin embargo, el primer supuesto implica un gasto económico y temporal, así como todas las vicisitudes que implica una elección extraordinaria de los candidatos a integrarlo, y el segundo sería "un golpe a la equidad e igualdad que en justicia merece la capital y sus habitantes", advirtieron.

Los tres asambleístas aseguraron que la tercera opción es la más viable y equitativa, ya que el proceso legislativo se desarrollaría por quienes ya fueron electos, sin necesidad de una elección extraordinaria ni gasto añadido, además de que tendría el consenso ciudadano por la pluralidad de ideas representada en la ALDF.