Se registra nuevo incidente racista en el futbol costarricense

Pese a la campaña local de combate a la discriminación en actividades deportivas, un nuevo incidente de racismo se registró este domingo en el futbol costarricense.

El hecho ocurrió en el partido entre Club Sport Cartaginés y Club Sport Herediano, en el estadio "Rafael 'Fello' Meza", sede del primero, y los insultos fueron contra los heredianos Waylon Francis y Lenadro "Leandrinho" Barrios, éste último de nacionalidad brasileña, informó el diario "La Nación".

Agregó que "el duelo entre Cartaginés y Herediano terminó de ensuciar una jornada cargada de vergüenza para el futbol nacional, con otro episodio de insultos que llovieron desde la gradería.

"Incluso, desde el palco de prensa brumoso (cartaginés) se pudo observar a un hombre, acreditado aunque no trabajando como tal, gritando contra Francis", narró el diario.

Indicó que "el comisario del juego identificó además a un fotógrafo de un medio regional local que también le lanzó insultos racistas al lateral (Francis), un hecho que fue reportado a la directiva brumosa al instante".

Al respecto, Federico Castillo, dirigente de Cartaginés, dijo que "el comisario nos dijo que nos iba a reportar, pero son hechos que se escapan de nuestro control, aunque sí tomamos la decisión de negarle la entrada a futuro a esa persona".

Por su parte, "Leandrinho" expresó: "No entiendo qué pasa con la gente, veo hasta señoras haciéndole gestos a uno. Es demasiado el irrespeto... y ojalá se tomen medidas".

"Si los árbitros no paran los partidos de una vez por todas, esto va a seguir pasando", dijo el futbolista herediano Esteban Granados, citado por "Al Día".

El jugador planteó la necesidad de que la Unión de Clubes de Futbol de Primera División (Unafut) intervenga con severidad en tales situaciones, y que haya sanciones para los aficionados agresores.

En este sentido, los periódicos "La Nación", "Al Día" y "Diario Extra" informaron este lunes sobre incidentes similares -con insultos no de tipo racista sino personales- contra otros jugadores.

En el juego, la noche anterior, entre Deportivo Saprissa y Puntarenas FC, con triunfo saprissista de 2-1, en el capitalino estadio Nacional, los insultos fueron dirigidos al portero puntarenenses, el ex saprissista Víctor Bolívar.

La insistencia de un grupo de aficionados de Saprissa en ofender al guardameta determinó la suspensión del partido, en tres momentos, además de que el capitán saprissista, Yeltsin Tejeda, llamó, mediante micrófono a los agresores a deponer la actitud.

En materia de racismo, una situación similar ocurrió en la partido Cartaginés-Heredianos, el 30 de marzo pasado en Cartago. Fanáticos de Cartaginés insultaron y escupieron, desde las graderías, a jugadores afrocostarricenses de Herediano, principalmente Waylon Francis y Derrick Johnson, por lo que el árbitro central Jeffrey Solís suspendió momentáneamente el partido, en el minuto 44.

Ese incidente fue uno de los elementos que condujeron al lanzamiento, el 8 de abril de este año, de una campaña de combate a la discriminación en actividades deportivas.

La iniciativa fue puesta en marcha por Asociación de Jugadores Profesionales (Asojupro), la Unafut, tres de los mayores clubes de futbol nacionales -incluido Cartaginés-, y la Defensoría de los Habitantes (autoridad de derechos Humanos).

Los otros dos clubes son Saprissa y su tradicional adversario Liga Deportiva Alajuelense.