Comienza juicio en Londres por escándalo de espionaje mediático

El juicio contra ocho periodistas y ex directivos del desaparecido semanario "News of the World" por el escándalo de espionaje telefónico en Reino Unido, comenzó hoy en la Corte de Old Bailey de esta capital.

Después de meses de espera, el esperado juicio por el espionaje mediático inició esta mañana con la elección del jurado y la presentación de los acusados, entre ellos Rebekah Brooks, ex director ejecutivo de News International y Andy Coulson, ex editor del semanario.

Brooks y Coulson, quien fue jefe de prensa del primer ministro británico David Cameron, están acusados de conspiración por el espionaje telefónico a cientos de celebridades para obtener exclusivas y sobornar a funcionarios, según un reporte de la BBC.

Los dos periodistas de 45 años serán procesados, junto con el ex jefe de noticias del "News of the World", Stuart Kuttner, y otras cinco acusados, de acceder ilegalmente a los teléfonos celulares de políticos, deportistas, artistas y la realeza.

Los otros acusados son Ian Edmondson, ex director de noticias y Clive Goodman, ex director de noticias de la realeza del desaparecido dominical; Cheryl Carter, ex ayudante de Brooks; y Mark Hanna, ex jefe de seguridad del corporativo mediático News International.

Brooks, considerada amiga del magnate Robert Murdoch, principal accionista de News Corporation, está además acusada de sobornar a dos funcionarios, uno entre el 1 de enero de 2004 y el 31 de enero de 2012 y el otro del 9 de febrero de 2006 y al 16 de octubre de 2008.

Además, la periodista afronta otros dos cargos por obstrucción de la justicia, uno con su antigua ayudante personal Cheryl Carter, también imputada, entre el 6 y el 9 de julio de 2011, con quien habría intentado eliminar archivos de The News of the World con material relevante.

El escándalo del espionaje mediático en reino Unido inició en julio de 2011, cuando el diario The Guardian reveló que News of the World había intervenido el teléfono celular de los familiares de Milly Dowler, niña asesinada en 2002, para obtener información exclusiva.

A esta denuncia se sumaron muchas más contra la publicación sensacionalista, lo que llevó a su cierre el 10 de julio de 2011, tras 168 años de existencia y de ser el semanario dominical más vendido de Reino Unido.

Además del dominical, otros periódicos de la compañía News International, como The Times y The Sun, también fueron involucrados en el escándalo de espionaje telefónico mediático, que habría afectado a cientos de políticos y personalidades de Reino Unido.