Define Bachelet participación de Chile en Alianza del Pacífico

Un eventual nuevo gobierno de Michelle Bachelet en Chile, orientará su participación en la Alianza del Pacífico (AP), "en una perspectiva no excluyente" respecto de otros proyectos de integración regional, según establece su programa.

El documento "Chile de Todos", presentado el domingo, a tres semanas de los comicios presidenciales del 17 de noviembre, valora "los esfuerzos de integración en la Alianza del Pacífico", integrada por Chile, Colombia, México y Perú.

Advirtió, sin embargo, que "nos abocaremos a orientar nuestra participación en esta iniciativa en una perspectiva no excluyente o antagónica con otros proyectos de integración existentes en la región, en los que Chile también participa".

Asimismo, el documento enfatizó que "recuperaremos el impulso inicial de la Alianza, como una plataforma comercial para proyectarse colectivamente en la región asiática".

El programa criticó la orientación de la política exterior chilena, bajo el gobierno centroderechista del actual presidente Sebastián Piñera, indicando que "Chile ha perdido presencia en la región".

"Sus relaciones vecinales son problemáticas, se ha impuesto una visión mercantil de nuestros vínculos latinoamericanos y se han ideologizado las opciones de inserción externa", apuntó.

La orientación en política de exterior de un eventual gobierno de Michelle Bachelet, es "la promoción de una convergencia regional, reafirmando su compromiso con una política de integración regional activa y vinculante".

Otro objetivo prioritario de la política exterior de Chile, establece el documento preparado por los partidos miembros de la Nueva Mayoría, es "la articulación de unas relaciones más estrechas, pero flexible en intensidad con la región del Asia-Pacífico".

El Programa alertó sobre "la urgencia por negociar el acuerdo Transpacific Partnership (TPP), y apuntó que "para velar por el interés de Chile se debe hacer una revisión exhaustiva de sus alcances a implicaciones".

Para Chile "es prioritario impedir aspectos cuestionables que pudieran surgir en este acuerdo, pues mal manejado, se transformaría en una renegociación indirecta de nuestro TLC con Estados Unidos", refirió.

Ello conduciría, advierte "Chile de todos", a debilitar acuerdos ya establecidos en materia de propiedad intelectual, farmacéuticos, compras públicas, servicios e inversiones, o llevaría a la instalación de nuevas normas en el sector financiero".

El programa reconoció las migraciones internacionales como un tema importante y señaló que "desarrollaremos una política y cultura migratoria basada en la promoción y aplicación de los instrumentos internacionales ratificados por Chile sobre derechos Humanos y de las Personas Migrantes".