Imposible lograr desarrollo sostenible sin justicia: experto de ONU

Si se ignoran las violaciones a los derechos humanos y los intentos de obtener justicia por parte de las víctimas, así como el vínculo entre estos objetivos, es imposible alcanzar el desarrollo sostenible, advirtió hoy un experto de la ONU.

El relator especial sobre la promoción de la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición, Pablo de Greiff, indicó que la experiencia muestra que esfuerzos para impulsar el bienestar social que excluyen consideraciones de justicia y derechos no logran el desarrollo humano sostenible.

En un informe presentado este lunes ante la Asamblea General de Naciones Unidas (ONU), el experto subrayó que debe descartarse la idea de que "la seguridad y el desarrollo son objetivos independientes que se pueden alcanzar de manera secuencial o, peor aún, unos a expensas de otros".

Urgió por ello a la comunidad internacional a incluir metas de acceso a la justicia y de procesos de reparación tras violaciones a derechos humanos, como parte integral de la agenda del desarrollo post 2015, luego de que expiren los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

"Un limitado y estrecho enfoque al desarrollo, que ignore consideraciones de justicia, no es humano y no es sostenible. Acceso a la justicia y a la reparación debe ser parte de cualquier agenda seria para el desarrollo", manifestó De Greiff en una conferencia de prensa.

Destacó que los levantamientos sociales de la denominada "Primavera árabe" demuestran que no es suficiente con alcanzar metas de desarrollo, sino también un buen gobierno y acceso equitativo a los sistemas de justicia.

"La gente en Túnez y en otras partes no necesitó de ninguna ayuda para saber que su bienestar ciertamente incluye oportunidades económicas y progreso social, sino también seguridad personal básica, un gobierno decente y acceso a la justicia", manifestó.

En su informe subrayó que la reflexión sobre el desarrollo debe abarcar crecimiento económico y distribución de riqueza, pero también aspectos relativos al diseño institucional, la buena gobernanza, la paz y la seguridad, e indicadores más amplios sobre la capacidad para alcanzar el bienestar individual.

Explicó en el documento que las "violaciones masivas de los derechos debilitan el concepto que tienen las personas de sí mismas como titulares de derechos y merman la confianza social, lo que obstaculiza el desarrollo".