Reduce WWF 26 por ciento afectaciones a tiburón ballena

En los últimos cuatro años, se han reducido en 26 por ciento las lesiones causadas por embarcaciones al tiburón ballena (Rhincodon typus), el pez más grande que existe en el mundo y que habita en la Bahía de La Paz, Baja California Sur, en el Mar de Cortés; pero aunque es un gran avance, aún no es suficiente.

Así lo resaltó, Dení Ramírez Macías, de ConCiencia México, al impartir una conferencia a representantes de los medios de comunicación, en la víspera de la expedición de avistamiento del tiburón ballena, organizada por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF por sus siglas en inglés).

"A partir de 2009, realizamos análisis más detallados de las lesiones causadas a los tiburones ballena, separándolas en lesiones frescas (de la temporada en curso y viejas (cicatrices de temporadas pasadas)".

De acuerdo con la bióloga, el análisis de lesiones frescas de 2009 al 2011 demuestra que hasta 61 por ciento (33 de 54 tiburones) fue lastimado durante su estancia en la Bahía de La Paz, mientras que en 2012 esa cifra disminuyó a 35 por ciento (23 de 66 tiburones); sin embargo, urge que este porcentaje disminuya aún más.

Además, desde 2009, la alianza WWF-Telcel apoya a la especialista en el estudio y la conservación del tiburón ballena en el Mar de Cortés y el Archipiélago de Revillagigedo, para determinar su estado poblacional y entender sus rutas migratorias.

Aseguró que la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa); la alianza WWF-Telcel y ConCiencia México han apoyado el fortalecimiento del plan de manejo, la difusión de los códigos de conducta para la observación y nado con el tiburón ballena y la capacitación a prestadores de servicios turísticos.

Además, cada año llegan a Bahía de la Paz, entre 19 y 72 tiburones ballena, indicó Ramírez Macías, quien lleva una década estudiando a este pez, foto-identificado a 242 tiburones ballena, de las cuales, 50 (20 por ciento) han regresado en distintas temporadas.

El tiburón ballena es un pez que llega a medir hasta 20 metros y pesar 34 toneladas, y pese a ello no son agresivos y se alimentan filtrando plancton cerca de la superficie del mar.

Este comportamiento ha permitido que en diferentes partes del mundo florezca una industria turística de observación y nado alrededor de estos gigantes, que a nivel internacional genera una derrama anual de aproximadamente 47.5 millones de dólares******.