Comienza juicio contra tres militantes anticorrupción chinos

El juicio contra tres activistas chinos que exigieron públicamente la revelación del patrimonio y las fortunas personales de funcionarios de alto nivel chinos comenzó hoy.

El tribunal de la ciudad de Xinyu, en la provincia de Jiangxi (centro), suspendió la audiencia después de que los tres acusados retiraran el mandato de defensa a sus abogados en señal de protesta por lo que consideran una actitud "ilegal" por parte de la corte.

Los tres acusados son Liu Ping, Wei Zhongping, y Li Sihua, y están imputados por exigir públicamente en abril que los funcionarios de alto nivel publiquen sus bienes.

Habían sido imputados inicialmente por "incitar a la subversión del poder del Estado", delito que se aplica comúnmente a los disidentes y activistas políticos, pero posteriormente los cargos fueron rebajados a "reunión ilegal" y "asociación con el objetivo de alterar el orden público".

El proceso se enmarca en una campaña para juzgar a una decena de miembros del Movimiento de Nuevos Ciudadanos, grupo civil creado en mayo de 2012 que se ha caracterizado por exigir transparencia y lucha contra la corrupción, una de las metas del presidente chino Xi Jinping.

Para la organización Human Rights Watch (HRW) este juicio servirá de indicador de la tolerancia a la corrupción por parte del Ejecutivo.

"Cualquier decisión que no sea la absolución dañará seriamente la credibilidad del gobierno en sus llamados para combatir la corrupción", dijo en un comunicado Sophie Richardson, directora del departamento China de HRW.