El GDF debe impedir asentamientos irregulares y evitar riesgos: PVEM

El diputado federal de PVEM, Antonio Cuellar Steffan, llamó al Gobierno del Distrito Federal (GDF) a evitar la instalación de asentamientos irregulares en barrancas y orillas de ríos, para evitar riesgos.

En un comunicado, advirtió que con las constantes e intensas lluvias en la ciudad de México, la población que habita zonas irregulares y consideradas de alto riesgo se expone a derrumbes y deslaves ocasionados por la erosión.

"Hago un llamado a las autoridades para evitar los asentamientos humanos en lugares donde la gente se expone a accidentes", manifestó.

Señaló que las autoridades deben auxiliar a la población, principalmente de escasos recursos, con nuevas técnicas que permitan regularizarlos en zonas menos vulnerables y ejercer más control de los asentamientos en lugares no aptos para la urbanización, como barrancas y riberas.

Afirmó que la Ley General de Equilibrio Ecológico ayudará a salvar vidas y a evitar que miles de mexicanos pierdan su patrimonio por falta de prevención, ante deslaves e inundaciones.

El integrante de la Comisión del Distrito Federal en la Cámara de Diputados recordó que la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente ejerce en su marco normativo que las autoridades de la Federación, los estados, el Distrito Federal y los municipios, eviten asentamientos humanos en zonas donde la población se exponga al riesgo de desastres.

"De aplicarse la ley en sus términos, pudieron salvarse vidas y evitar que miles de mexicanos perdieran su patrimonio por falta de prevención ante los efectos de los huracanes que provocaron deslaves e inundaciones las últimas semanas en Guerrero", enfatizó.

Cuellar Steffan dijo que la ciudad de México no es la única en la que se registra aumento desmedido y sin control de asentamientos irregulares que alteran el entorno ambiental y ponen en grave riesgo la sustentabilidad en las zonas habitadas en todo el país.

Finalmente, indicó que la Ley del Equilibrio Ecológico ofrece la oportunidad de crear el Atlas Nacional de Vulnerabilidad ante el Cambio Climático, para que las autoridades de los tres órdenes de gobierno lo tomen en cuenta en la elaboración, actualización e implementación de sus programas de ordenamiento ecológico.