Es movimiento de rock en lenguas indígenas espacio de expresión

El movimiento de rock en lenguas indígenas está destinado a fortalecer las lenguas originales y las culturas de los pueblos, pero también constituye un espacio de expresión de las inquietudes de los jóvenes indígenas.

En entrevista, el encargado del Departamento de Lenguas del Centro Estatal de Lenguas Arte y Literatura (CELALI), Antonio López Hernández, añadió que el dicho movimiento surge en 1999, esencialmente en lengua tzotzil.

"El ritmo del rock es igual que su origen, entonces lo que cambia, lo que surge como nueva propuesta, es en el texto que es en tzoztil", dijo y agregó que el movimiento se inició con el grupo Zak Tzevul del indígena originario de Zinacantán Damián Martínez.

Pero esta propuesta, señaló, no surge de la casualidad, en realidad es fruto de un proyecto del centro, "en un principio con CELALI tuvimos un proyecto de creatividad musical entre la niñez indígena y precisamente es donde trabajamos con Damián Martínez".

Refirió que al término del proyecto se formó el conjunto Balamtack Yalamil (cantores de tigre y la tierra en tzotzil) de los niños de San Juan Chamula que sobresalieron y Damián formó su propio grupo.

Es entonces cuando el primer exponente de esta corriente musical retoma el rock, porque comenzó a darse cuenta que entre los jóvenes en las zonas urbanas e indígenas hay buena aceptación de éste como una música movida, así comenzaron a formarse los grupos, vieron el rock como un espacio de expresión de sus inquietudes, subrayó.

Pero los jóvenes, resaltó, no se quedaron sólo con la idea de proponer el gusto por la música en sí, "sino vieron esta propuesta como un espacio para fortalecer las lenguas indígenas a través de la música y comenzaron a crear en tzotzil con Damián y de allí se multiplicaron otros grupos".

Después, indicó el investigador de origen tzotzil, se formó otro grupo a iniciativa del indígena Valeriano Gómez, originario de San Juan Chamula, que es el Yibeltik Yalamil (raíz de la madre tierra) y otro más en el mismo lugar llamado Bayijel (animal compañero).

A su vez, mencionó que en 2001 también surgieron otros grupos que utilizaron la lengua tzeltal de Oxchuc.

También surgió el grupo Lumaltoc (niebla en la tierra), el cual representa Ulises Julio Fierro, tocan otros ritmos y también afirman que este movimiento es un espacio para que los jóvenes escuchen la música moderna en su propia lengua.

Ese fue el punto de arranque porque enseguida se formó otro grupo en Petalcingo, comunidad del norte de Chiapas, también tzeltal, otro de Zinacantán que se llamaron "Dialecto", conformado por tres jóvenes, quienes además del rock tocaron otros ritmos como el blues.

Dijo que es importante resaltar que el rock en lengua indígena surge como una motivación para los jóvenes, a fin de que valoren las lenguas maternas "y por supuesto el ritmo de esta música, que se constituye como un como un vehículo para fortalecer su cultura".

En este sentido, López Hernández se refirió a una pieza que Zac Tzevul ha hecho clásica, pues es una adaptación de la música sagrada para la etnia tzotzil, solamente destinada para las ceremonias rituales que ofician los ancianos, y es el "Bolonchón", o sea el Jaguar.

"Son intentos de transformar la música ¿Por qué? Si se analiza, la música del Bolonchón es como referirse al alma de los pueblos indígenas, por eso dicen el jaguar que está en los cielos, en el mar, en el agua, en los cerros, es decir los tzotziles están en todas partes del universo", explicó.

Esta pieza musical también es un intento de llevar la cultura de los indígenas más allá de lo típico, de lo tradicional, es también dar a conocer la cosmovisión espiritual, de lo sagrado de los tzotziles, señaló el investigador de origen tzotzil.

"El Bolonchón es más para lo ritual, y con llevarlo al movimiento de rock en idioma tzotzil, es llevarlo hasta los jóvenes que no tienen acceso a las ceremonias, porque solamente los ancianos que hacen la ceremonia la pueden tocar y escuchar", apuntó.

Por este motivo y por su riqueza, puntualizó, el rock indígena tiene mucha aceptación entre los jóvenes indígenas y no indígenas,

"Porque si hablamos de esta nueva propuesta y una vez que se da esta aceptación de la juventud, la cultura puede permear mucho más allá, no se queda en el mundo tzotzil, por tanto el rock puede ser un vínculo de comunicación".

En el sentido de que es un medio para dar a conocer a través de las letras de la música la cultura ancestral de los indígenas de los Altos de Chiapas, apuntó.

Y el Bolonchón, reiteró, es muy buen ejemplo de que este corazón indígena se ofrece, se da a otros ámbitos, "por esto se puede dar un intercambio, porque sin pensarlo allí se da esta interacción cultural al sentirse la juventud atraída, identificada, no solo como tzotzil sino con los demás jóvenes ajenos a su cultura.

Por otra parte, el académico mencionó que en el CELALI ahora tienen proyectos como el de fortalecimiento de la cultura municipal que trabajan en 18 municipios a través de 18 casas de la cultura, en los que se ofrecen talleres con niños, entre los que está el de música tradicional.

Sin embargo, aclaró que no trabajan sólo en lo tradicional, porque queremos ver a la juventud indígena no solo con lo propio, sino que puedan acceder al conocimiento de otro tipo de música, para que haya la posibilidad de que un tzotzil, un chol, un tojolabal pueda tocar otros tipos de música del mundo.

Entonces, detalló, tenemos en el ámbito tradicional la enseñanza de la ejecución de instrumentos de cuerdas ya con otro tipo de instrumentos musicales.

"En el caso de las etnias tzeltal y tzotzil tenemos música tradicional como el arpa, la flauta, la guitarra, pero también va a la par la danza porque si hay música hay danza, no va sola esta expresión cultural, debe ir el disfrute completo con la danza", agregó.

También se incluye la marimba para que puedan aprender, "de allí nos vamos a la pintura, al dibujo, al fomento a la lectura en las lenguas indígenas y eso es lo que estamos trabajando, en sí el proyecto es trabajar con los niños en su iniciación en la música tradicional y en la general".