Considera Romano que arbitraje influyó, pero acepta fallas de Puebla

Además de considerar que el arbitraje de Luis Enrique Santander influyó en el marcador, el técnico del Puebla, el argentino Rubén Omar Romano mencionó que su equipo fue superior al América, pero que dos errores marcaron el rumbo del partido.

"Creo que sí (influye el arbitraje) porque definió el partido con el penal que no existe. En el segundo tiempo te cobran un penal que viene de una falta la manos existe, pero hay empujón primero de (Luis Gabriel) Rey, ahí el equipo pierde el control y aunque tuvo ganas ya no tuvo ideas", dijo.

Afirmó que no tuvieron "fortuna, si analizamos en el manejo fuímos supriores, pero no pudimos concretar, a los 3 minutos mano a mano y las dos únicas llegadas de ellos son goles".

Manifestó que frente a rivales como este, no se pueden cometer ningún tipo de fallas, ya que es algo que se refleja en el marcador en su contra y eso fue precisamente lo que ocurrió.

"Hicimos un buen primer tiempo, lamentablemente nos equivocamos un par de veces, nos caen dos goles, el rival cuenta con jugadores que tienen una oportunidad y la definen, arrancamos el partido manejándolo bien, llegando", apuntó.

Asimismo, descartó que hayan dejado escapar la oportunidad de vencer a un equipo disminuido, al dejar en claro que América hay plantel con mucha calidad para suplir a cualquiera.

"Eso es una mentira, ustedes sólo piensan en eso, ¿diez bajas de qué? (Erick) Pimentel ya ha jugado, Carlos Gutiérrez jugó conmigo en Atlas, el Hobbit Bermúdez, América no tiene merma, tiene dos equipos, un equipo como este debe tener dos equipos", estableció.

Finalmente, dio por terminada cualquier posibilidad de seguir en la pelea por la liguilla y en los dos partidos que restan buscarán sumar para la Tabla de Porcentajes.

"Lo que espero es que el equipo siga mejorando, alejarse de la porcentual, después aclare que si llegamos a los dos últimos partidos con más de 20 puntos, iríamos en busca de la liguilla, no lo logramos, ahora lo que queremos es alejarnos de la parte baja de la porcentual".