Creció 266% deserción escolar de madres adolescentes, afirma diputado

La cantidad de madres adolescentes que no han concluido su educación básica se multiplicó en 266 por ciento de 2000 a 2012, al pasar de 135 mil 287 a 360 mil 800, a pesar de instituirse en 2004 el programa Promajoven, señaló el legislador José Luis Muñoz Soria.

El presidente de la Comisión de Vigilancia de la Auditoria Superior de la Federación informó que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, la Secretaría de Educación Pública, la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición y páginas electrónicas sobre transferencia presupuestaria, señalan que hay una tendencia ascendente en esta problemática.

A ello se le suma que carecen de un trabajo remunerado, por lo cual, aparentemente este programa no da resultado alguno o, al menos, se desconoce, indicó.

Destacó que el Programa Becas de Apoyo a la Educación Básica de Madres Jóvenes y Jóvenes Embarazadas (Promajoven) surgió en 2004 como medio para contribuir a la reducción del rezago educativo mediante el otorgamiento de becas a niñas y jóvenes en vulnerabilidad agravada por el embarazo y la maternidad.

Explicó que este proyecto apareció para dar atención a madres jóvenes y jóvenes embarazadas de entre 12 y 18 años con 11 meses de edad hasta concluir su educación básica.

Las cifras de 2000, agregó, justificaban la creación de un programa como éste, pues de las 135 mil 287 madres menores con al menos un hijo, dos mil 627 tenía apenas entre 12 y 14 años y 132 mil 660 entre 15 y 19 años.

Hizo notar que en 2007 el Inegi reportó 144 mil 670 casos de madres adolescentes con un hijo o un primer embarazo en esos rangos de edad, en 2010 ya sumaban 284 mil 519 y en el 2012 ascendían a casi 361 mil.

Indicó que de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012 (ENSANUT) del total de adolescentes de 12 a 19 años que tuvieron relaciones sexuales, casi 62 por ciento estuvo alguna vez embarazada.

En ese entonces las entidades con mayor concentración de adolescentes en condiciones de maternidad fueron el Estado de México, Chiapas, Veracruz, Jalisco y Puebla, recordó.

Sin embargo, aclaró, el monto de recursos que se destina la SEP a este programa al parecer es raquítico, pues del cuantioso presupuesto de esta dependencia, comparte apenas 108.5 millones con otros programas para el año lectivo 2012-2013.

Además, subrayó, la página electrónica www.promajoven.sep.gob.mx no se encuentra actualizada la lista de transferencias realizada a cada entidad federativa.

Tampoco hay evaluaciones del impacto del programa que muestren la cantidad de alumnas que continúan con sus estudios de educación básica y si les ha servido para conseguir trabajo, comentó.

Con base en todo lo anterior solicitó al titular de la SEP, Emilio Chuayffet Chemor, informar sobre los indicadores utilizados para determinar dichas transferencias y la evaluación de su ejercicio de enero a septiembre de este año.

También pidió información sobre las acciones instrumentadas por Promajoven, a fin de revertir el creciente número de madres adolescentes, el impacto del programa en cuanto a continuación y conclusión de estudios de las beneficiarias, así como su participación en el mercado laboral.