Cancelan en Arabia Saudita protesta de mujeres conductoras

Activistas de Arabia Saudita llamaron a detener una protesta masiva de mujeres que tenían planeado este sábado salir a las calles en sus automóviles para exigir que se levante una norma que les prohibe conducir.

Los grupos que luchan para ampliar los derechos de las mujeres en ese país cancelaron la demostración luego que el gobierno de Riad advirtió que impondría severos castigos a los que apoyaran la inusual protesta, reportó el canal qatarí de noticias Al Yazera.

La campaña para el cambio cobró fuerza a través de las redes sociales, luego que numerosas mujeres se filmaron al frente de un volante en varias ciudades sauditas, y subieron los videos a YouTube.

Las autoridades de Arabia Saudita han intensificado durante la semana las advertencias a las mujeres que traten este sábado de desafiar la medida que no les permite conducir porque carecen de la posibilidad de obtener el permiso para ello.

El Ministerio del Interior ha reiterado que cualquier persona que desobedezca la prohibición es probable que enfrente un castigo no especificado, cuando cientos de mujeres planeban participar en una masiva protesta para que se les permita conducir.

Este movimiento es el tercero de su tipo desde 1990 y en esta ocasión 17 mil personas firmaron una petición ya sea para que las mujeres se les permite conducir o una explicación de por qué la prohibición debe seguir en vigor.

Los activistas habían alentado al principio a las mujeres a que salieran en sus autos aunque hace 23 años, en una protesta similar, varias fueron arrestadas o perdieron sus empleos.

Las mujeres sauditas están sujetas a las más severas restricciones legales en el mundo, una de ellas es la relativa a no poder obtener su permiso de conducir, que se ha convertido en el foco de una campaña para exigir que sus derechos se amplíen.

La máxima autoridad de Arabia Saudita, la familia real, ha mostrado pocas señales de ablandamiento en la prohibición de conducir, aunque hace dos años en plena efervescencia de la llamada "primavera árabe", prometió que habría cambios importantes.

Un portavoz del Ministerio del Interior, Mansour al-Turki, endureció considerablemente la línea del gobierno saudita el jueves pasado cuando recordó a las mujeres que violar esa norma les traería una pena muy severa.

Un grupo de más de cien clérigos conservadores sauditas se reunieron el martes 22 de octubre en la Corte Real en Riad para protestar contra lo que llamaron "la conspiración de las mujeres que conducen".

Ninguna ley prohíbe específicamente a las mujeres conducir en Arabia Saudita, pero los edictos religiosos a menudo interpretan que a las mujeres no se les debe permitir conducir un vehículo.