Confiesa periodista chino haber sido sobornado para falsear historias

Un periodista chino detenido la semana pasada por cargos de difamación contra una empresa fabricante de equipos de construcción confesó hoy haber aceptado sobornos para fabricar esas historias.

Chen Yongzhou, reportero del diario local New Express, cuya detención generó una inusual protesta pública, reconoció haber aceptado sobornos para "dañar la reputación comercial" del consorcio Zoomlion, el segundo mayor fabricante de equipos de construcción en China.

De acuerdo con la cadena estatal de televisión, CCTV, Chen había publicado más de 10 artículos desde septiembre pasado contra Zoomlion, acusando a la empresa de sospechosas prácticas contables y problemas de marketing.

Casi todas las historias fueron pre-escritas por un tercero con la condición de que se publicaran bajo la firma de Chen, que a cambio recibió miles de yuanes cada vez que se publicaban los reportajes, señaló CCTV.

El giro inesperado de los eventos sorprendió a periodistas de China, que se habían manifestado por la liberación de Chen, después de que fue arrestado por la policía de Changsha, en la provincia oriental de Hunan, indicó el diario South China Morning Post.

New Express, el diario estatal que emplea a Chen, había publicado dos exhortaciones en primera página para que la policía liberara al periodista, un movimiento inusualmente audaz que atrajo amplia atención y simpatía del público.

Chen admitió que nunca realizó investigación alguna con relación a las acusaciones hechas en esos artículos que publicó, aunque la identidad del tercero no fue revelada.

La Comisión Reguladora de Valores de China dijo que no encontraron evidencia de que Zoomlion falsificara sus ventas o estados financieros, como alega Chen, informó CCTV.

Zoomlion tiene una antigua y feroz competencia con otra empresa similar conocida como Sany, aunque no existe ninguna evidencia de que esa corporación esté detrás de la producción de los artículos falsos.