Expropia gobierno brasileño tierras por reforma agraria

La presidenta brasileña Dilma Rousseff firmó hoy ocho decretos mediante los cuales se expropió un primer grupo de tierras en seis estados, en el marco de la reforma agraria, informó la estatal Agencia Brasil.

Los terrenos, que suman unas cuatro mil 700 hectáreas, fueron declarados por el gobierno "de interés social" y están localizados en los estados de Bahía, Sergipe, Tocantins, Sao Paulo, Santa Catarina y Goiás.

De acuerdo con los planes del Ejecutivo, antes que termine este año deberían ser firmados por Rousseff unos 100 decretos de expropiación de terrenos.

Las expropiaciones se produjeron luego de las protestas de movimientos sociales, trabajadores rurales y funcionarios del Instituto Nacional de Colonización y Reforma Agraria (Incra) para que el gobierno no interrumpiera la reforma agraria.

Rousseff dijo la semana pasada que el Ministerio de Desarrollo Agrario implementó un método para expropiar tierras previa evaluación de la viabilidad productiva de los asentamientos.

Los planes del gobierno contemplan, antes de que finalice este año, la expropiación de un centenar de inmuebles rurales que sumarán 200 mil hectáreas y que serán habitados por unas cinco mil familias.