Piden fortalecer programas para prevenir tabaquismo en mujeres

El vicecoordinador del grupo parlamentario del Partido Verde, Ricardo Astudillo, solicitó a la Secretaría de Salud fortalecer los programas para prevenir, atender y mitigar el tabaquismo en clínicas y hospitales del sector en el país, para disminuir su consumo entre mujeres por los graves daños que provoca.

Advirtió que la adicción al cigarro trae consigo diversos padecimientos y secuelas a fumadoras en quienes se incrementa la posibilidad de enfermar de cáncer de pulmón, cáncer cervicouterino, insuficiencia ovárica prematura y disminución de la fertilidad, entre otras.

Astudillo Suárez indicó que anualmente el gobierno federal gasta 75 mil millones de pesos en la atención de enfermedades relacionadas al tabaquismo, recursos que podrían destinarse a programas que motiven a las fumadoras y fumadores a prescindir del consumo de cigarrillos.

En este sentido, destacó que aunado a este problema en México en los últimos cuatro años desaparecieron al menos 301 centros públicos para el control del tabaco, según datos de la Comisión Nacional contra las Adicciones.

Ello, "representa un claro obstáculo para la rehabilitación de los fumadores, ya que requieren de espacios donde especialistas los orienten para desistir de fumar", dijo el legislador del Partido Verde Ecologista de México (PVEM).

No obstante, admitió, las estadísticas colocan al hombre encabezando el consumo de cigarro, pero en la última década las cifras cambiaron y ahora se ha agudizado el tabaquismo en las mujeres, es decir, por cada tres hombres una mujer fuma, revelaron cifras de la Encuesta Global de Tabaquismo en Adultos (GATS, por sus siglas en inglés).

El diputado pevemista comentó que según estudios de la GATS revelan que cerca de 70 por ciento de hombres y mujeres se interesan en dejar el hábito.

Por ello, se pronunció por un cambio en los programas de apoyo a las fumadoras, creando clínicas especializadas que les ayuden a dejar de el tabaco, "por los elevados costos económicos y sociales que implica y porque su consumo es perjudicial para la salud".