Analiza Senado reforma para proteger a ejidatarios

Senadores del PRI presentaron una iniciativa de ley para frenar el hostigamiento de empresas constructoras e inmobiliarias que pretenden presionar la venta de terrenos ejidales.

Con las modificaciones al Artículo 80 de la Ley agraria también se pretende proteger la propiedad de tierras ejidales del acecho de la delincuencia organizada que mediante actos ilícitos obtienen terrenos y parcelas.

La iniciativa, publicada en la Gaceta Parlamentaria y presentada la víspera por la senadora del PRI Verónica Martínez Espinoza, busca "blindar" la propiedad ejidal y hacer más formal la enajenación parcelaria, además de otorgar mayor certeza jurídica a las partes.

Asimismo, salvaguardar la propiedad ejidal, con el fin de consolidar formas de producción social-cooperativista por medio del resguardo de la propiedad, posesión y explotación comunitaria de la tierra por sectores específicos.

La iniciativa turnada a comisiones para su análisis y que es respaldada por los senadores del PRI Gerardo Sánchez y José Ascención Orihuela Bárcenas, así como del PAN José Rosas Aispuro, plantea ser una respuesta a las prácticas actuales de inmobiliarias que buscan comprar terrenos, solares y parcelas ejidales, en ocasiones bajo presiones o con prácticas que afectan a los ejidatarios.

Martínez Espinoza expuso que con las modificaciones a la legislación el contrato que celebren las partes debe ratificarse ante un fedatario público, quien deberá cerciorarse que el enajenante previamente haya cumplido con la notificación del derecho de tanto.

Mientras que el adquirente tenga la calidad agraria de ejidatario, comunero, posesionario o avecindado reconocido por la Asamblea General.

Recordó que el "derecho de tanto" o derecho de preferencia es la figura legal que tiene como objetivo final preservar la línea familiar de los propietarios de una parcela o terreno ejidal, proporcionándoles el beneficio de la preferencia ante otros compradores en caso de que esa tierra sea puesta en venta por su propietario original.

La integrante de la Comisión de Justicia reconoció que ante el acecho de la delincuencia organizada en algunas regiones del país, se requiere blindar la propiedad ejidal y dar mayor certeza y formalidad a este tipo de enajenaciones, para evitar que los ejidatarios y propietarios sean despojados ilegalmente.