Elogia Sarukhán sólida base de investigación de la UAM

La UAM cuenta con el "dudoso" honor de haber sido la última universidad pública de México basada en la investigación, hace 40 años, periodo en el que se han abierto otras, pero ninguna con el sólido basamento que tiene esta institución, aformó José Sarukhán Kermez, ex rector de la UNAM.

"El honor lo califico como dudoso porque me 'parece terrible' que en todo este tiempo no se hayan impulsado nuevas instituciones de educación superior públicas basadas en la investigación con plantas académicas de alto nivel y en número suficiente para hacer más investigación y preparar mejores profesionales", explicó.

En un comunicado, el investigador indicó que el papel de estas instituciones es toral en el avance social, económico y cultural de un país, pues en ellas se dan las condiciones óptimas para el desarrollo de la inteligencia, lo que permite que una sociedad tenga sentido de su propio destino.

Al participar en el primer congreso La UAM a 40 años de su creación. La concepción de una nueva universidad reprobó que en México siga costando trabajo entender que la investigación científica y tecnológica del país se desarrolla en gran medida en las instituciones de educación superior.

Añadió que el apoyo económico a este eslabón de la cadena educativa debería estar ligado a las funciones de formación del personal calificado que se insertará en un sistema industrial con planes y prioridades de desarrollo definidos; sin embargo, "esto tampoco ocurre en México".

La mejor muestra de esta falta de definición de prioridades y de confianza en la propia gente, indicó, es el "inexplicable" caso del petróleo.

Y es que el país, que desde hace seis décadas depende para sus finanzas y bienestar económico de los ingresos generados por sus yacimientos petrolíferos, no sólo carece de un centro de investigación de clase mundial en todos los campos relacionados, sino que depende del conocimiento tecnológico desarrollado en otros países.

Sarukhán Kermez agregó que el Instituto Mexicano del Petróleo, fundado hace casi medio siglo, no es ni cercanamente el generador de la gama de conocimientos que la industria requiere en la actualidad.

Lo cual, continuó, es responsabilidad de un Estado que no ha sabido impulsar un instituto a la altura necesaria y creer en la investigación y el desarrollo como palancas de cambio del país.

El también miembro de El Colegio Nacional advirtió que el país no ingresará plenamente al desarrollo de su sociedad si no rompe el dramático rezago que padece en el ámbito de la educación superior y de la investigación científica.

Sin embargo, añadió, "esto que parece claro para el mundo académico, no lo ha sido en décadas para los sucesivos gobiernos del país".