Entrega Corea del Norte a Seúl a seis civiles surcoreanos

Corea del Norte entregó hoy a Seúl seis surcoreanos, que estaban en custodia en ese país, un movimiento inusual que podría ser un paso para que ambas naciones reanuden contactos tras el deteriorio de sus relaciones en los últimos meses.

El Ministerio surcoreano de Unificación notificó que los seis civiles cruzaron hacia Corea del Sur en torno a las 16:30 horas locales por la aldea neutral de Panmunjom y permanecerán en custodia de las autoridades para saber cómo y porqué llegaron a Corea del Norte.

"Seúl ha verificado durante la noche la identidad de los seis ciudadanos, peron no dará a conocer sus nombres hasta que sean interrogados, luego que Pyongyan dijo que ellos entraron al Norte en forma voluntaria", señaló el portavoz del ministerio Kim Eui-do.

Si voluntariamente entraron en Corea del Norte sin la aprobación previa del gobierno, los seis pueden ser procesados por violar la Ley de Seguridad Nacional.

Kim añadió que si bien ha habido algunas críticas sobre la capacidad de Seúl para realizar un seguimiento de sus ciudadanos en el extranjero, reconoció que es imposible conocer la ubicación de cada uno, reportó la agencia de noticias Yonhap.

"El gobierno simplemente no guarda datos sobre las personas que pueden haber entrado en el Norte sin permiso", comentó.

El ministerio a cargo de la gestión de los asuntos entre las dos Coreas anotó ayer jueves, cuando Corea del Norte anunció que enviará de vuelta a los seis civiles, que ninguno de ellos están en la lista de personas secuestradas por el régimen de Pyongyan.

En relación con el regreso de los seis civiles, otra fuente gubernamental mencionó que ninguno parece ser una "figura notable", y que es muy probable que ellos entraron en el país vecino a lo largo de la frontera chino norcoreana.