Diferencial del IVA en frontera no beneficia a consumidores: SE

El diferencial del IVA fronterizo no se ve reflejado en la actualidad en beneficio de los consumidores, e incluso es un impuesto del que se han aprovechado algunas compañías, señaló el titular de la Secretaría de Economía (SE), Ildefonso Guajardo Villareal.

En entrevista en el marco del Encuentro Empresarial Acapulco 2013 que realiza la Coparmex en este puerto, dijo que dicho diferencial no beneficia al consumidor, toda vez que los precios son aproximadamente 3.0 por ciento más caros en dicha zona.

"Esto quiere decir que el diferencial no está favoreciendo a los consumidores y también hay que reconocer que existe un abuso de dicho esquema, porque hay empresas en otras latitudes que radican su facturación en la franja para beneficiarse de este impuesto", argumentó.

Guajardo Villareal dijo además que las debilidades en la frontera se pueden ver reflejadas en que los costos de transacción de mercancías de una región a otra conllevan un largo tiempo de espera y un exceso de trámites, por lo que si se logra avanzar en este tema se tendrían ahorros en productividad.

"Lo que yo pelearía es porque se destinen más recursos para la frontera", de tal forma que dicha región aumente su nivel de competencia, que se vuelva más eficiente y con una mejor infraestructura, destacó.

Como parte de la reforma hacendaria, la Cámara de Diputados aprobó el pasado 18 de octubre homologar la aplicación del Impuesto al Valor Agregado (IVA) en las zonas fronterizas, de 11 a 16 por ciento.

Con ello se busca obtener mayor recaudación, mejor administración y control del gravamen, así como combatir la evasión y elusión fiscal. Este y otros temas de la reforma son analizados en la actualidad por el Senado de la República.

El titular de la SE reconoció además que México es un país con una mala recaudación y con un mal gasto público, ya que no se han podido vencer los retos a los que la nación se enfrenta para disminuir la desigualdad social.

Recordó que la recaudación en el país es de alrededor de 13 por ciento, mientras que en América Latina la cifra se ubica en 18 por ciento, y dicha debilidad se traduce en la incapacidad del gobierno de conducir el crecimiento del país.

Señaló que de acuerdo con indicadores que miden la equidad y la distribución del ingreso antes y después de la intervención del gobierno, en Europa se obtuvieron porcentajes de hasta 30 por ciento, en tanto que en México sólo mejoraron dos centésimas.

"Esto nos dice que somos malos para recaudar, pero que también somos malos para gastar, pues en 30 años no hemos podido erradicar la desigualdad que hoy representa 45 por ciento de la población en condiciones de pobreza".

De tal forma, advirtió, la responsabilidad del gobierno radica en buscar la forma de cómo gastar mejor los recursos que obtenga e invertirlos en sectores que permitan mejorar e igualar las condiciones de los habitantes en el país.