Niega SCJN amparo a desarrollo turístico por afectar manglares

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) negó el amparo a un particular que pretendía construir un desarrollo turístico, denominado Punta Gaviota en la zona de Isla Mujeres en Cancún, Quintana Roo, al demostrarse que dañaría severamente la ecología del lugar.

Los ministros señalaron que la propietaria preservará el terreno, pero sin poder hacer uso de él para construir, toda vez que sí está protegido ese predio por Ley General de Vida Silvestre y la Norma Oficial Mexicana respectiva.

Por unanimidad los ministros avalaron, en la sesión de este jueves, el proyecto del ministro José Ramón Cossío Díaz que negó el amparo a la quejosa y confirmó la constitucionalidad del artículo 60 Ter de la Ley General de Vida Silvestre y la Norma Oficial Mexicana respectiva

Las normas que impugnó la quejosa buscan la protección de las unidades hidrológicas de manglar, cuya integridad está íntimamente vinculada con la dinámica del humedal costero y asociado al ecosistema del cuerpo de agua donde se encuentre.

Dichos humedales tienen funciones de regulación climática, estabilización costera y de producción primaria. De la integridad del manglar depende la biodiversidad marina y terrestre del área.

La Primera Sala estimó que las normas de protección al medio ambiente no tienen efecto retroactivo alguno y que las prohibiciones y especificaciones contenidas en ellas tienen deben ser acatadas por los particulares y por la autoridad cuando se pueda poner en peligro un humedal costero.

Asimismo la Corte sostuvo que no se violó el derecho fundamental a la igualdad de la quejosa, pues es claro que el establecimiento de dichas limitaciones atiende a que en los citados predios habitan comunidades de mangle, motivo por el cual su situación fáctica es distinta a la de aquéllos en los que no existen tales. De ahí que se haya resuelto que los actos reclamados constituyen medidas razonables y proporcionales en atención al interés social.