Suman 9 mil 886 mdp ganancias de GF Banorte a septiembre

Al noveno mes del año, Grupo Financiero Banorte registró un crecimiento de 25 por ciento en sus ganancias netas, al sumar nueve mil 886 millones de pesos, comparado con igual periodo del año pasado.

Alejandro Valenzuela, director general del grupo financiero, destacó que este resultado se debió al aumento en el margen financiero -donde se registra al actividad de captar y prestar- y la disminución en el gasto operativo y en el monto de provisiones de crédito.

Comentó que en el caso del Banco Mercantil del Norte (Banorte), excluyendo su porcentaje de participación en Afore XXI Banorte), contribuyó con 68 por ciento de las utilidades acumuladas del grupo financiero y alcanzó seis mil 741 millones de pesos.

De ahí, comentó, durante los primeros nueve meses del año, el rendimiento sobre capital (ROE) -que refleja las ganancias sobre lo invertido- fue del 14.3 por ciento, mayor en 21 puntos base respecto al mismo periodo del año anterior.

En conferencia, detalló que los ingresos por margen financiero durante los primeros nueve meses de este año, ascendieron a 27 mil 512 millones de pesos, 14 por ciento más que el mismo periodo de 2012, debido a una mejor mezcla crediticia.

En este sentido, dijo, al cierre del tercer trimestre, la cartera vigente tuvo un aumento anual de 6.0 por ciento, al ascender a 24 mil 222 millones de pesos y un saldo de 413 mil 939 millones de pesos.

Señaló que el crédito comercial alcanzó un saldo de 109 mil 736 millones de pesos, un incremento anual de 3.0 por ciento, derivado principalmente del aumento en la colocación de créditos empresariales, arrendamiento y la reactivación del producto Crediactivo para personas morales.

La cartera crediticia de las pequeñas y medianas empresas (pymes) se ubicó en 32 mil 495 millones de pesos, es decir 15 por ciento respecto a septiembre del año pasado.

Explicó que la cartera corporativa fue de 78 mil 874 millones de pesos, 9.0 por ciento menor al tercer trimestre de 2012, derivado principalmente a la liquidación o la clasificación a cartera vencida de algunos créditos relacionados con desarrolladores de vivienda.

De igual forma por pre pagos recibidos por parte de algunos clientes que han obtenido recursos en los mercados de capitales para liquidar sus pasivos.

El crédito a gobiernos tuvo un saldo al cierre de septiembre de 90 mil 526 millones de pesos, un incremento de 10 por ciento anual como resultado de los esfuerzos para continuar atendiendo la demanda crediticia en este segmento en todos los niveles de gobierno.

Valenzuela del Río comentó que en lo relacionado con los créditos al consumo, incluyendo vivienda, tuvieron un crecimiento anual de 18 por ciento.

Detalló que el crédito hipotecario mantuvo su tendencia ascendente para finalizar el trimestre con un saldo de 79 mil 212 millones de pesos, 14 por ciento superior respecto al mismo lapso previo, con lo cual continúo siendo uno de los bancos con mayor crecimiento en colocación en este segmento, a pesar de un entorno cada vez más competido.

Destacó que el crédito de nómina que registró un saldo de 24 mil 375 millones de pesos, 40 por ciento más que lo observado a septiembre del año pasado, como resultado del crecimiento en el número de nómina-habientes en Banorte-Ixe.

Así como por las campañas de promoción del producto y una estrategia de lograr una mayor venta cruzada con los clientes a través de diversos canales, agregó.

El crédito automotriz tuvo un crecimiento de 10 por ciento al sumar 11 mil 163 millones de pesos, debido a una mayor colocación crediticia originada por las campañas de promoción de este producto a través de diversos canales, la venta cruzada con los clientes y las alianzas con distribuidoras de autos.

En tanto, añadió, la cartera de tarjeta de crédito muestra un saldo de 19 mil 844 millones de pesos presentando un crecimiento de 21 por ciento año con año, ante las estrategias de administración del portafolio, campañas de promoción de los productos Banorte-Ixe y una mayor venta cruzada a los clientes.

Así, subraya, al cierre del tercer trimestre de este año el grupo muestra un índice de cartera vencida de 3.2 por ciento, nivel 1.3 puntos porcentuales superior al mismo lapso previo, debido principalmente a la cartera vencida de los desarrolladores de vivienda.

Al excluir la cartera vencida de las tres empresas desarrolladoras de vivienda que muestran problemas financieros, el ICV se ubicaría en 1.8 por ciento, casi 10 puntos base por debajo del nivel registrado hace un año.

De ahí, precisa, el grupo terminó el trimestre con un saldo de cartera vencida de 13 mil 865 millones de pesos, 83 por ciento mayor respecto al mismo periodo pasado, debido principalmente al incremento en cartera vencida de créditos Corporativos (especialmente de desarrolladores de vivienda), cartera Comercial y el impacto negativo de la desaceleración económica.