Califican las FARC de "unilateral" referendo del gobierno de Santos

Las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) calificaron hoy aquí de "unilateral" el proyecto para realizar un referendo sobre los eventuales acuerdos de paz con el gobierno colombiano.

En declaraciones a periodistas, el jefe guerrillero Ricardo Téllez, alias "Rodrigo Granda", aseguró que la propuesta presentada por el presidente Juan Manuel Santos, aprobada por el Senado, viola los términos de bilateralidad y defendió la creación de una Asamblea Constituyente.

"Lo presentó (el proyecto) de forma unilateral", dijo Granda, en alusión a la aprobación por el Senado de una iniciativa de ley para realizar una consulta sobre los acuerdos de paz durante las elecciones de 2014 en Colombia.

"Nosotros hemos seguido creyendo que una Asamblea Nacional Constituyente es un mecanismo que no pierde validez sino que, por el contrario, todos los días gana más y más espacio en el país", dijo el también conocido como "canciller" de las FARC.

Según el miembro del equipo negociador rebelde, existen otros mecanismos "que tenemos que discutirlos en la mesa" de conversaciones en La Habana, donde inició la víspera el décimo sexto ciclo de conversaciones para lograr la paz.

Granda indicó que las FARC están abiertas a cualquier propuesta, incluido un cambio de metodología en las pláticas iniciadas aquí en noviembre de 2012 y próximas a cumplir un año sin haber podido pasar del segundo de los seis puntos de la agenda.

Rechazó la postura del gobierno de Santos, que ha exigido acelerar el diálogo al señalar que "los tiempos de la mesa son los que aquí con toda seriedad podamos tener, no es el voluntarismo de alguna de las partes".

En alusión al pesismismo e impaciencia de la opinión pública, reiteró que "los tiempos de la mesa son los que podamos tener, si la mesa se retrasa es por culpa de ambos, los que estamos aquí".

El jefe negociador del Ejecutivo colombiano, el ex vicepresidente Humberto de La Calle, no hizo declaraciones a los medios.

Próximas a cumplir el 19 de noviembre un año, las conversaciones están estantacadas en el tema de participación política post conflicto de los rebeldes desarmados, tras haber alcanzado un acuerdo parcial sobre el primer punto: la cuestión agraria.

El gobierno colombiano ha instado en numerosas ocasiones a la guerrilla a agilizar el proceso de diálogo para ofrecer resultados a los colombianos.

Granda sostuvo que en este proceso de diálogo se han producido "avances indiscutibles" y se quejó del supuesto desconocimiento que hay en Colombia sobre el desarrollo de la mesa de conversaciones.

A su juicio, una de las "deficiencias" de la mesa de diálogo ha sido el no divulgar suficientemente "todo lo que se ha acordado y avanzado" y abogó por organizar una campaña de difusión masiva al respecto.

La víspera, el grupo armado ilegal elogió una propuesta de "armisticio vigilado" previo al acuerdo de paz, presentada por el político conservador colombiano Álvaro Leyva, y llamó al gobierno de Santos a abrir las puertas a esa iniciativa.