Analizan Papa y presidente de Suiza promoción de los derechos humanos

El Papa Francisco y el presidente de la Confederación Suiza, Ueli Maurer, analizaron hoy temas como la promoción de los derechos humanos, de la justicia y de la paz a nivel internacional.

Durante una audiencia privada de unos 16 minutos que tuvo lugar en la biblioteca personal del pontífice, ubicada en el segundo piso del Palacio Apostólico del Vaticano, ambos hablaron directamente en alemán.

Según la sala de prensa de la Santa Sede la conversación se desarrolló "en una atmósfera de cordialidad" y en la misma se trató el tema de la formación de la juventud.

La visita del presidente coincidió con el juramento de los nuevos reclutas de la Guardia Suiza Pontificia, que tiene lugar el 6 de mayo de cada año, en recuerdo de la muerte de 147 soldados helvéticos caídos mientras defendían al pontífice durante el Saqueo de Roma (1527).

Tras reunirse con Maurer, el Papa Francisco recibió en audiencia a los 35 nuevos reclutas y al resto de los miembros de ese cuerpo militar, quienes estuvieron acompañados por sus familias.

Recordando la matanza durante el saqueo, el líder católico dijo a los guardias que este día no están llamados a ese gesto heroico sino a otra forma de sacrificio, que también es duro: poner sus energías juveniles al servicio de la Iglesia y del Papa.

"Estoy convencido de que la decisión de poner años de vuestra vida al servicio del Papa no es ajena a vuestra fe. Al contrario, creo que los motivos más profundos que os han traído aquí, a Roma, tienen origen en ella", aseguró.

"Cuando algunos de ustedes jurarán cumplir fielmente el servicio en la Guardia y otros renovarán este juramento en su corazón, piensen que también nuestro servicio es un testimonio de Cristo, que los llama a ser auténticos hombres y verdaderos cristianos, protagonistas de la propia existencia", añadió.