Afirma Leibovitz que fotografía "siempre ha sido el chico malo"

La fotógrafa estadunidense Annie Leibovitz, galardonada hoy con el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades 2013, afirmó que la fotografía "siempre ha sido el chico malo" de las artes, pero ahora se está fortaleciendo.

En rueda de prensa en el emblemático Hotel de la Reconquista de Oviedo, en el norte de España, Leibovitz indicó que para ella es un honor que se haya dedicado un premio como el de Asturias a la fotografía.

Destacó que "no se nos ha calificado de arte y sí es arte, somos arte, estamos más fuertes que nunca y este premio ayuda a empoderar la fotografía, sobre todo la imagen, tiene más poder que nunca y depende de cómo lo utilicemos y de eso voy a hablar mañana".

Las declaraciones Leibovitz -quien fue galardonada como una de las dinamizadoras del fotoperiodismo mundial- fueron en alusión al discurso que ofrecerá mañana viernes en la ceremonia de entrega, que se llevará a cabo en el teatro Campoamor.

Consultada sobre los efectos de las tecnologías en esta actividad, descartó que estas innovaciones como la aplicación Instagram sean perjudiciales para la fotografía.

En medio de las artes en general, cuando se hacen tantas preguntas sobre si la fotografía va a sobrevivir o dejar de existir, con toda esta avalancha de fotografía digital y en tiempos muy interesantes, "a la postre creo que hay sitio para todo", estimó.

Indicó que el Premio Príncipe de Asturias "ayuda" a potenciar la fotografía, una actividad cuyos profesionales son "muy democráticos" y asumen como inevitable que todo el mundo pueda captar imágenes desde un teléfono móvil.

Sin embargo, indicó que a pesar de estar convencida de que "hay sitio para todos", no se debe confundir esta circunstancia con el hecho de que haya profesionales "que decidan ser fotógrafos" porque ése "es un camino distinto".

Leibovitz, la última en retratar a John Lennon, recordó ante los medios de comunicación su relación amorosa con la novelista y ensayista estadunidense Susan Sontag, también galardonada con el premio Príncipe de Asturias.

También evocó los tiempos en que laboró en la revista Rolling Stone, sus fotografías a la Reina Isabel de Inglaterra y a la familia del presidente de Estados Unidos.

"He hecho un poquito de todo en la vida, he estado en el otro lado, en grupos de fotógrafos, cubriendo un evento recientemente en la Casa Blanca, he viajado", apuntó.

"He estado en esos mismos sitios intentando conseguir esa imagen, he usado la fotografía de muchas maneras y volví a los retratos porque me sentía más cómoda, podía contar una historia, tener el control, fue una elección", dijo.

El jurado encargado de conceder ese premio -que contó entre sus miembros al presidente del Colegio de México, Javier Garcíadiego Dantán y fue presidido por el director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha- destacó que Leibovitz es una de las fotógrafas más respetadas en Europa y América.

El acta señaló que tras una etapa como reportera que finalizó en la Guerra del Líbano, ha firmado decenas de portadas de las revistas más prestigiosas.

Se ha consagrado con instantáneas y retratos que reflejan una época de la política, la literatura, el cine, la música y el deporte a través de sus protagonistas, anotó.