Falta diagnóstico que justifique creación del INE: Marván Laborde

La consejera electoral María Marván cuestionó que la creación del Instituto Nacional Electoral (INE) que se impulsa en el Pacto por México, como remedio a un mal "que todavía no acaban de diagnosticar y que no estoy segura de que exista".

Entrevistada en el marco del Seminario "Los estados en 2013: La nueva configuración político-electoral", hizo notar que hasta el momento no hay un diagnóstico que justifique la creación de ese organismo y la desaparición de los 32 institutos locales.

La consejera dijo que el surgimiento del INE, que sustituirá al Instituto Federal Electoral (IFE), conllevaría a violar la Constitución y la autonomía de los estados, aun cuando aquellos que más promueven su creación aseguren que no se afectará el Federalismo.

Quienes más la promueven insisten en que no se afectará el federalismo, pero no hay manera de reformar el artículo 73 con la que el Congreso de la Unión ganaría facultades, y al tiempo cambiar los artículos 115, 116 y 122 con los que municipios, estados y el Distrito Federal las perdería, sin afirmar que se está afectando el federalismo.

"La representación es una cuestión de los estados, porque somos un lugar federal", subrayó la consejera del Instituto Federal Electoral (IFE).

En su mensaje Marván Laborde preguntó si la creación del INE acabaría con la presunta intromisión en los comicios de los mandatarios locales, dado que ellos continuarán en sus cargos.

La duda es si el nuevo instituto lo va a combatir porque seguirá habiendo tanto mandatarios estatales como presupuesto, "entonces de verdad yo no veo el nexo lógico entre generar el INE y que los gobernadores no influyan en las elecciones", expuso.

En este marco sugirió que lejos de desaparecer a las instituciones locales y liquidar a cientos de empleados, lo que se debe hacer es fortalecer a las autoridades electorales y las denuncias, así como que haya partidos políticos con mayor ética.

En su alegato contra un nuevo organismo añadió que los legisladores deberán definir, además, cómo se empataría la elección federal con las locales, cuando el IFE realiza comicios para 629 cargos y los Institutos Estatales Electorales para tres mil 631.

Recordó también que en 27 entidades existe algún mecanismo de democracia participativa que funciona y está a cargo de los institutos locales, cada uno de los cuales funciona con sus propias leyes; "¿acaso el INE, va a uniformar a todos, va exigir que donde no existe alguno se imponga?", inquirió.

En la sede del instituto federal, Marván Laborde lamentó que se quieran hacer "parches" en el sistema electoral, dado que hay entidades donde se reconocen comicios por usos y costumbres.

En torno a la liquidación que recibirán los cuatro consejeros electorales que dejarán su cargo el próximo 30 de octubre, hizo mención del comunicado que ese instituto emitió al respecto.

En la página web del IFE, bajo el título "No te quedes con la duda, el IFE te responde", el organismo señala que el próximo miércoles Leonardo Valdés Zurita, Macarita Elizondo Gasperín, Alfredo Figueroa Fernández y Francisco Guerrero Aguirre terminarán su encargo constitucional como integrantes del Consejo General.

También se precisa que el único pago de compensación por término de la relación laboral de funcionarios y trabajadores del IFE consiste en tres meses de salario, "dependiendo de su nivel administrativo de 12 o 20 días por año laborado, medida que actualiza derechos consagrados por la Ley Federal del Trabajo".

El instituto aclara que ese pago es "el único rubro considerado por el acuerdo de la Junta General Ejecutiva JGE61/99, de fecha 11 de octubre de 1999, y posteriormente por el acuerdo JGE80/2013 del 25 de junio de 2013", de tal suerte que el monto por término de su gestión suma aproximadamente un millón 200 mil pesos en términos netos.

Sobre los montos dados a conocer en algunos medios de comunicación al respecto, subrayó que son cantidades erróneas "ya que integran prestaciones correspondientes a ahorros que quincena a quincena y mes por mes los trabajadores abonan a una cuenta personalizada, que se conoce como Seguro de Separación Individualizado".

Dichas cuentas personales son patrimonio de cada trabajador "y de ninguna manera puede interpretarse como parte de sus compensaciones de término de gestión", agrega el texto.

Estas prestaciones son contabilizadas en las percepciones mensuales de los trabajadores y cumplen con la Ley de Salarios Máximos, puntualiza el instituto en su página en Internet.