Beneficiará a la investigación mexicana la puesta en marcha de LEMA

Incorporar el fechamiento por Carbono 14 (C14) de material arqueológico como herramienta de análisis, con énfasis en el estudio de la herencia cultural, será hoy una realidad, tras la puesta en marcha del nuevo Laboratorio de Espectrometría de Masas con Aceleradores (LEMA) en el Instituto de Física de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Así lo dio a conocer la doctora e investigadora de Carrera, Titular B, del Instituto de Física de esa casa de estudios, Corina Solís Rosales, quien aseguró que se trata del primer laboratorio en México y América Latina de espectrometría de masas con aceleradores, en el que arqueólogos, físicos, geólogos y químicos podrán analizar muestras de cinco isótopos no comunes en el planeta: carbono 14, berilio 10, aluminio 26, yodo 129 y plutonio.

Entrevistada previo a la apertura del ciclo de conferencias magistrales "Metodologías aplicadas a la investigación en la Prehistoria", en el Auditorio Fray Bernardino de Sahagún del Museo Nacional de Antropología (MNA), Solís Rosales señaló a Notimex que con este laboratorio, inaugurado el pasado 26 de agosto, se espera obtener importantes beneficios tanto en los aspectos básicos como aplicados en muchas disciplinas.

Entre los primeros beneficiarios, dijo, están los investigadores en la rama de la arqueología mexicana, pero también se beneficiarán investigadores de otras ramas científicas como Arqueología, Farmacología, Geología, Ciencias Ambientales o la Física Nuclear.

"La motivación de montar un laboratorio de este tipo fue poder estudiar nuestro gran acervo cultural histórico de México y América y abatir el rezago que teníamos", dijo.

Precisó que el equipo se adquirió en Holanda, en la compañía High Voltage Engineering Europa, y destacó que se trata de un equipo que no sólo permite medir C14 sino también permite medir otros isotopos radiogénicos como el Berilio 10, el Aluminio 26, el Yodo 129 y el Plutonio, "es un equipo versátil".

Dijo que este equipo utiliza un acelerador, dos espectrómetros de masa que permiten medir muestras bastante pequeñas a diferencia de la técnica convencional que es por Centelleo, por desintegración.

Detalló que el nuevo laboratorio que hace el conteo de los átomos de C14, sin tener que esperar a que decaiga, es decir, a que se desintegre.

"Para ello utilizamos un acelerador de partículas acoplado a dos espectrómetros de masa, es una técnica avanzada, que permite medir muestras mucho más pequeñas del orden de un miligramo de carbono en tiempos muy cortos. Cerca de una hora.

"En cambio, con la técnica del Centelleo tenemos que esperar horas incluso días, para hacer una medida y necesitamos muchos gramos más, de 30 hasta mil gramos.

Solís Rosales mencionó que con este laboratorio de espectrometría de masas con aceleradores se llenará el hueco tecnológico que debió haber sido cubierto hace mucho tiempo.

"Este es un hueco que queremos llenar, primero, para la aplicación en arqueología y poder asociar fechas cronológicas adecuadas o más precisas de las que se tienen, cuando solamente se estudia la edad de un objeto, eso tiene una gran importancia.

"Con esta laboratorio se podrá estudiar nuestra historia y prehistoria. También abre la posibilidad de hacer otros estudios en el área de física, química, geología, geofísica, incluso aplicaciones biológicas y médicas", señaló.

El encuentro académico, que se llevará a lo largo de este día, forma parte del proyecto "El hombre temprano en México", del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), a través de la Dirección de Antropología Física (DAF).

La coordinación del evento está a cargo de Eva Gabriela Salas, Celta Gómez Trejo y José Concepción Jiménez, investigadores de la DAF, según información del INAH.

El encuentro es un trabajo interdisciplinario que ofrece información acerca del origen, la antigüedad, la alimentación, las enfermedades y la estructura genética de los individuos y poblaciones que han habitado en el país, señaló José Concepción Jiménez, coordinador del mismo.

El ciclo de conferencias contará con la participación de ponentes como Pedro Morales Puente, María Isabel Casar, Francisco Javier Otero, Rolando Ambrosio, Bertha Josefina Espinoza, María de Lourdes Muñoz y Rafael Montiel Duarte.