Destaca embajador balance positivo de México en resultados del MEPU

México está "muy satisfecho" con los resultados del Mecanismo de Examen Periódico Universal (MEPU) en Derechos Humanos presentado la víspera en Ginebra, Suiza, por el reconocimiento de los Estados a los esfuerzos del país, sostuvo el embajador Juan José Ignacio Gómez Camacho.

En entrevista con Notimex, destacó que los Estados miembros del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), a lo largo de las 89 intervenciones realizadas durante el ejercicio, se hicieron muchos reconocimientos al trabajo de México.

Asimismo señalaron retos en temas como desapariciones forzadas, violencia de género y seguridad de migrantes, expuso el representante permanente de México ante los Organismos Internacionales, con sede en Ginebra.

Gómez Camacho aclaró que México "no reprobó" el MEPU porque el mecanismo no intenta calificar bien o mal, sino establecer una cooperación constructiva entre pares; al respecto detalló que en esta ocasión el país recibió 180 recomendaciones, en comparación con las 90 del examen anterior.

Lo anterior no significa que hayan empeorado las condiciones de los derechos humanos, por el contrario, mencionó que México está en la "banda baja" del promedio internacional, y ejemplificó que Alemania recibió 200 recomendaciones; Rusia, 230; Japón, poco menos de 180, y Brasil, casi 180.

En el caso de México, indicó el diplomático, los Estados miembros hicieron recomendaciones como fortalecer la reforma constitucional en materia de garantías fundamentales, profundizar en temas de implementación judicial y continuar con el Programa Nacional de Derechos Humanos.

Se trata de un mecanismo no inquisitorial, sino constructivo, donde México reconoció claramente los retos que enfrenta y llegó "al examen" con un panorama muy claro, a partir de tres informes elaborados de antemano.

El primero es el realizado por el Estado mexicano; el segundo lo prepararon las organizaciones no gubernamentales, y el tercero fue elaborado por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

A partir de ahí los funcionarios mexicanos hicieron un reconocimiento claro del panorama, los Estados manifestaron su preocupación por el tema de las desapariciones forzadas y recomendaron profundizar los mecanismos de lucha contra este fenómeno.

También se manifestaron preocupados por la violencia de género y sugirieron mantener los mecanismos para combatirla.

Respecto a la seguridad de los migrantes que cruzan México sin documentos, plantearon mejorar los mecanismos y trabajar de manera conjunta con los países de Centroamérica.

A pesar de ello, comentó, los Estados miembros reconocieron los esfuerzos del país, como el Pacto por México y sus posibles repercusiones sociales positivas, la Cruzada Nacional contra el Hambre, los trabajos por disminuir la brecha de desigualdad económica y la aplicación del Programa Nacional en Derechos Humanos.

Se trata de un ejercicio constructivo que busca fortalecer en los países los mecanismos de cooperación entre los poderes y la sociedad civil, para alcanzar mejores estándares de respeto a los derechos humanos; de ahí que la idea de "aprobar o reprobar" este examen es inoperante.

El representante mexicano señaló que, en todo caso, México salió muy fortalecido y con tareas importantes por atender en los ámbitos Ejecutivo, Legislativo y Judicial, así como con la participación abierta y consensuada de la sociedad.