Espera Santander reformas ayuden a recuperación económica mexicana

El consejero delegado del Banco Santander, Javier Marín, afirmó hoy aquí que se espera que las reformas impulsadas por el gobierno mexicano ayuden a la recuperación económica en 2014.

En la presentación de resultados del Grupo Santander, el ejecutivo explicó que las previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI) apuntan a un crecimiento de 3.0 por ciento, pero que con esas reformas habría un bono "de uno a un punto y medio".

Explicó que el próximo año en México la prioridad será cerrar 2014 con unas 200 nuevas sucursales abiertas (que se sumarían a las mil 229), de las que 40 se abrirán en el último trimestre de este año.

"Estamos invirtiendo en la red comercial para crecer en volúmenes de ingresos y aprovechando la recuperación de la macroeconomía que esperamos tenga un impulso con las reformas que se negocian, con las que se esperan un bonus de crecimiento de uno a uno y medio por ciento en los próximos años", comentó.

Recalcó que por lo que hace a la filial mexicana, se concentrará en segmentos de negocio como las pequeñas y medianas empresas, ampliar cuota entre las rentas altas del país y mantener el crecimiento de este año en hipotecas, seguros y cuentas transaccionales.

El Grupo Santander anunció este jueves que en el periodo enero-septiembre de este año su beneficio atribuido fue de 564 millones de euros, un 33 por ciento menos que el mismo periodo del 2012.

En el tercer trimestre del año el beneficio de la filial mexicana fue de 129 millones de euros, un 34 por ciento menos que el segundo trimestre del año.

A pesar de ello, el beneficio en México fue un 11 por ciento del total del grupo, frente al 24 por ciento de Brasil, el 15 por ciento de Reino Unido, el 11 por ciento de Estados Unidos, 15 por ciento del resto de América Latina y el 7.0 por ciento de España.

En el lapso de enero a septiembre, la actividad del banco tuvo aumentos de 9.0 por ciento tanto en depósitos como en créditos, mientras que es un 3.0 por ciento más en ambos segmentos al comparar el tercer trimestre con el segundo trimestre.

En el periodo julio-septiembre los ingresos del banco crecieron un 11 por ciento, tras un incremento del margen de intereses que se situó en 4.37 por ciento y un aumento de comisiones en un 9.0 por ciento.

Los crecimientos de esos volúmenes se deben principalmente a la actividad en pequeñas y medianas empresas (Pymes), el crédito hipotecario, seguros y depósitos.

Los costos en el lapso enero-septiembre en México fueron de 918 millones de euros, un 13 por ciento más que el mismo periodo de 2012, mientras que en el tercer trimestre fueron de 317 millones, un aumento de 6.0 por ciento sobre el segundo trimestre, principalmente por apertura sucursales.

Las dotaciones por insolvencias de enero a septiembre fueron de 563 millones de euros, un 86 por ciento más que el mismo periodo del año pasado, por la situación de las desarrolladoras de vivienda en el país.