Reforma desincentivaría a IP a otorgar prestaciones sociales

Algunas medidas de la reforma hacendaria, que actualmente discute el Senado de la República, podrían desincentivar que algunas empresas otorguen prestaciones sociales a sus trabajadores, advirtió el presidente de la Coparmex, Juan Pablo Castañón.

En entrevista con motivo del Encuentro Empresarial 2013, dijo que de aprobarse la reforma, a partir del 2014 no se podrán hacer deducciones que actualmente se permiten "para promover el desarrollo de las personas a través de las empresas".

Entre ellas, destacó que ya no podrán ser deducibles en 53 por ciento los bonos de productividad, bonos de eficiencia por logros de metas, bonos de puntualidad e incluso los planes de pensiones complementarios que algunas empresas contratan con aseguradoras.

Destacó que estas prestaciones eran deducibles al 100 por ciento, por lo que era atractivo para las empresas dar esta prestación y atractivo para los sindicatos demandar este beneficio, "pero si ya no lo vas a poder deducir, necesariamente va a haber una disminución del mismo".

El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana dijo que estos fondos significan alrededor de 400 mil millones de pesos, lo cual es una suma importante que ayuda a financiar la economía.

Asimismo, señaló que épocas de crisis, una de las reacciones naturales cuando las ganancias o los márgenes del mercado son bajos, y cuando los costos por dichos incentivos es muy alto, las organizaciones deben de tomar decisiones al respecto.

"Cuando los márgenes lo permitan, celebraremos dar dichas prestaciones, pero estamos viendo que algunos proyectos de inversión, e incluso por la realidad que viven algunas empresas, verán disminuidas las prestaciones sociales en diversos rubros", concluyó Castañón.