Trasladan 250 personas de San Vicente a Chilpancingo

El alcalde Mario Moreno Arcos afirmó que a consecuencia del huracán Raymond, de las 600 familias desalojadas de San Vicente a Cuapanguito, 250 fueron llevadas a Chilpancingo.

De acuerdo con el recuento de daños por la tormenta tropical Manuel y los efectos del huracán Raymond, indicó que por lo menos seis localidades tendrán que ser reubicadas en definitiva.

De la localidad de Chicahuales, el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) emitió un dictamen, en el que determina que la localidad tiene que ser reubicada en su totalidad, porque hay riesgos de hundimiento de tierra debido al acumulamiento de agua.

Otras de las localidades a ser reubicadas son San Vicente, cuyos habitantes en el último fenómeno meteorológico fueron trasladados a Cuapanguito, de allí, 250 personas fueron ubicados en Chilpancingo por los riesgos que hay en la zona.

En tanto, los habitantes de las localidades de Rincón de Alcaparrosa y Carrizal de Pinzó, continúan en sus comunidades pese a los riegos y debido a que por el momento no hay condiciones para su traslado a otro punto del municipio.

Los habitantes de Azinyahualco se encuentran en un albergue temporal en el poblado de El Ocotito desde hace más de 37 días. El Tejocote es otro poblado que requiere de reubicación.

Precisó que de las localidades pertenecientes al municipio de Chilpancingo tendrán que ser reubicadas cuatro mil personas, ellas independiente de las viviendas situadas en zonas de alto de riesgo y federales de la capital.

Se trata de un proyecto integral que requerirá de un respaldo especial del estado y federación.